Los vigilantes de seguridad del Teatro Falla llevan siete meses sin cobrar "Estamos trabajando gratis"

  • Los vigilantes de seguridad del Gran Teatro Falla denuncian que llevan siete meses sin cobrar sus nóminas y piden el compromiso del Ayuntamiento de que van a pagarles todos los retrasos

Los vigilantes de seguridad del Teatro Falla con la pancarta que mostraron la noche del martes durante el concurso de agrupaciones de Carnaval. Los vigilantes de seguridad del Teatro Falla con la pancarta que mostraron la noche del martes durante el concurso de agrupaciones de Carnaval.

Los vigilantes de seguridad del Teatro Falla con la pancarta que mostraron la noche del martes durante el concurso de agrupaciones de Carnaval. / Lourdes de Vicente

Han estado callados por miedo a perder su empleo, pero ya no pueden más. La situación se ha vuelto insostenible para los vigilantes nocturnos del Gran Teatro Falla, que llevan siete meses sin cobrar.

La noche del martes salieron al escenario del coliseo gaditano durante el Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval, concretamente al final de la actuación de la chirigota 'Aquí estamos de paso', portando una pancarta denunciando su situación. Esta pancarta la han plantado este miércoles a las puertas del Ayuntamiento de Cádiz y seguirán haciéndolo cada mañana durante el resto de la semana.

Cabe señalar que el servicio de vigilancia nocturno del Gran Teatro Falla está a cargo del Grupo Eme Seguridad, que actualmente tiene contratado a cinco empleados que cubren también los fines de semana y festivos de todo el año.

La empresa dejó de pagar a sus trabajadores el pasado mes de agosto. "Los primeros meses nos decían que iban a recibir una inyección económica y nos lo creímos, pero hemos comprobado que no es así. El 3 de febrero entró en concurso de acreedores y tememos que nos rescindan el contrato y vernos en la calle", relatan estos vigilantes junto a la pancarta que han extendido a las puertas del Ayuntamiento.

Explican que el servicio de vigilancia y seguridad de los edificios municipales actualmente lo cubren varias empresas diferentes, por lo que el resto de vigilantes de seguridad están cobrando sus nóminas, "y nosotros estamos abandonados por nuestra empresa". Aseguran que se han intentado poner en contacto con ella, pero no reciben respuesta. De hecho, ellos mismos están organizando los cuadrantes de trabajo "para que no haya problemas en el teatro". Pero quieren dejar claro que "estamos trabajando gratis".

Estos trabajadores señalan que el Ayuntamiento ha sacado a concurso el servicio de vigilancia y seguridad de todos los edificios municipales de forma que lo cubra una única empresa. "Como la licitación se ha ido retrasando, el Ayuntamiento hizo una prórroga al Grupo Eme, que acabó su contrato en agosto, y desde entonces estamos sin cobrar".

Para estos trabajadores, lo peor es "la incertidumbre de no saber quién se va a hacer cargo de los retrasos y de cómo vamos a pagar las deudas que se nos han ido creando en estos meses". Y es que en la mayoría de los casos, su sueldo es el único ingreso de la familia.

Cuentan que se han reunido con el alcalde, quien les aseguró que la nueva empresa entraría en febrero o marzo y asumiría los retrasos de los pagos. Sin embargo, la única compañía que se ha presentado al concurso, Mersant Vigilancia, se puso en contacto con ellos "y le preguntamos si nos garantizaba el cobro de los meses de retraso, pero nos dijo que eso ya se vería. Entonces, lo que nos ha dicho la empresa no coincide con lo que nos dijo el alcalde y tememos que efectivamente no nos paguen todo el dinero que nos deben".

Por eso, piden un compromiso del Ayuntamiento de que "nos van a mantener en nuestros puestos de trabajo y que antes de que entre la nueva empresa, nos paguen todo lo que nos deben".

Según estos trabajadores, el problema principal se encuentra en el pliego de condiciones para la contratación del servicio de seguridad y vigilancia de las dependencias municipales: "La oferta económica tiene un tope muy bajo, por lo que sólo se presentan empresas de nivel medio-bajo, ya que a las empresas potentes no les compensa porque no podrían afrontar las nóminas de los trabajadores con todos sus derechos adquiridos". De este modo, temen que cuando la nueva empresa se haga cargo de la vigilancia y seguridad de todos los edificios dependientes del Ayuntamiento de Cádiz, no sólo no le pague a ellos los retrasos, sino que tenga problemas para abonar las nóminas de todos los trabajadores.

Cabe mencionar que la única compañía que se ha presentado al concurso, Mersant Vigilancia, gestiona los servicios de vigilancia y seguridad privada de los edificios e instalaciones municipales de Chiclana desde el pasado verano y ha sido acusada por Podemos por las condiciones de trabajo de sus empleados, unas acusaciones que fueron desmentidas por la propia compañía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios