Educación 25 años del instituto Bahía de Cádiz

El viaje a 1986 llena la biblioteca de moralejas para los alumnos

  • El Consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, retrata los años del nacimiento del instituto a los estudiantes

"Por aquel entonces se traía un solo libro a clase en el que se estudiaban todas las materias", decía ayer, en la celebración de los 25 años de historia del instituto Bahía de Cádiz, con los alumnos, el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica.

Este centro comenzó su andadura en el año 1986, solo con cursos de formación profesional. Hasta el curso 96-97 no se implantó la LOGSE, entrando la Educación Secundaria y el Bachillerato.

Durante todo este tiempo han sido unos 15.000 estudiantes los que han pasado por la historia y por las aulas de esta no tan vieja escuela.

Ayer, a las 13:00 horas tenía lugar un encuentro entre 87 alumnos del instituto, profesores e inspectores, y el consejero de Educación, quién se acercó en este cumpleaños porque "considero que hay que tener un cierto sentido de pertenencia", decía, antes de recordar cómo, cuando este político pero también profesor volvió a su instituto después de quince años, de todas las personas que conocía solo quedaba el conserje; "vosotros que ya formáis parte de la historia de los próximo 25 años del Bahía de Cádiz, centro en el que seguro querréis que estudien vuestros hijos, tenéis que venir a visitarlo", exclamaba explicando a los alumnos cómo debe ser su segunda casa.

El director, Fernando Aguilar, de los que llevan ya 25 años dando allí clase, se mostraba satisfecho con la trayectoria. "Hemos tenido la capacidad de saber acoger todo tipo de enseñanzas y coordinarlas y llevarlas correctamente adelante, son muchos puntitos", señalaba.

Para el profesor José Ferejido, también de los que estuvieron desde la primera promoción en él, es un lugar donde "los cambios han sabido analizarse y adaptarse a las necesidades de la sociedad", algo necesario cuando presumía que el lugar donde él imparte clases puede considerarse "un ejemplo de la provincia". La convivencia entre profesores y alumnos, citaba, "debe tomarse como un pilar fundamental para que la educación sea posible", algo que también compartió De la Chica, quién resaltó que "lo más difícil es educar a quienes no quieren ser educados".

Actualmente uno de cada tres escolares no acabará su formación y terminar con esto "debe ser y es nuestro trabajo diario" en Andalucía. Algo que se contrasta con el "profundo crecimiento" de nuestro sistema educativo. De la Chica quiso explicar en este acto de recuerdo los cambios que se han dado en la comunidad autónoma en el último siglo. En el año 1900 la tasa de analfabetos en Andalucía era del 74%, en España del 54% y en Finlandia (país que citó como actual referente en la educación), del 1,5%. Ahora en Andalucía los datos sitúan este último valor en el 2,5%, lo que llevó a De la Chica a señalar que "hay que analizar desde donde partíamos para entender dónde estamos".

En este sentido se mostró también, para tranquilizar a los alumnos, cercano, afirmando que es "falso" que los alumnos andaluces no sepan tanto. El Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o mejor conocido como informe PISA, no situaba a España entre los mejores países, algo que según el consejero se debe a que "es un estudio que evalúa lo que saben hacer con lo que saben, no lo que saben", concluyó antes de felicitar a los presentes. "Habrá que decir felicidades" , exclamó.

El acto concluía con el himno de Andalucía, en una fecha de recuerdo a los que pasaron, crecieron y aprendieron, que ahora tienen un conocimiento pero que también "se formaron como personas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios