Cádiz

Una veintena de trabajadores de San Juan de Dios recibe sus destinos

  • Gerón informa a los primeros trabajadores de sus nuevos puestos en Sevilla y Tenerife y busca 'realojo' laboral al resto de la plantilla del antiguo hospital

A Sevilla o a Tenerife. Esa es la posibilidad laboral que finalmente ha encontrado una veintena de los trabajadores del antiguo hospital de San Juan de Dios que en un principio tenían asegurada su continuidad en el edificio, ya como residencia de ancianos. Tras el anuncio de que mantener su compromiso con el nuevo equipamiento sin que la Junta de Andalucía concertara las plazas era del todo inviable económicamente, la Fundación Gerón dio ayer el nuevo destino a los 22 primeros trabajadores, que en los últimos meses ya habían estando formándose en sus nuevas ocupaciones geriátricas.

El gerente de Gerón, Javier Merino, informaba en la mañana de ayer que la mayoría de esos 22 empleados iban a ser trasladados a la residencia que la fundación tiene en la capital de Sevilla; el resto, unos siete trabajadores, tendrán su nuevo puesto en Tenerife. Todos ellos realizarán en sus destinos labores de limpieza, cocina, auxiliar de enfermería o enfermería. Y, según un representante del comité, deberán encontrarse en sus nuevos destinos el próximo lunes para comenzar a trabajar el martes.

También informaba ayer Merino que para el resto de la plantilla, casi la otra mitad de los 47 que provenían del antiguo hospital que mantenía la hermandad de la Santa Caridad, se está también buscando nuevos destinos entre las residencias que Gerón gestiona en España. Por ello, la intención es que en los próximos días se informe del destino que le corresponderá a cada uno de los trabajadores.

En todos los casos, el compromiso de Gerón es que una vez que la Junta de Andalucía concierte las plazas de San Juan de Dios, toda la plantilla retornaría a Cádiz para ocupar sus puestos definitivos en la residencia del casco histórico, que será el mayor equipamiento para mayores de la ciudad, con 130 plazas. Mientras, la plantilla quedará repartida entre Sevilla, Tenerife y otras ciudades españolas, salvo los casos en los que los empleados soliciten una excedencia temporal.

"La intención es no tomar otras medidas más desagradables", comentaba ayer Javier Merino, que reconocía que se habían vivido "situaciones dramáticas" al comunicar a cada empleado su nuevo destino. "Estamos buscando cómo podemos reubicar a todos los trabajadores, porque la situación en Cádiz era ya totalmente límite y ponía en riesgo la estabilidad del resto de residencias de Gerón", añadía el gerente de la fundación, que aseguraba que antes de tomar la decisión de dar por finalizado su compromiso con el Obispado de Cádiz "hemos aguantado todo lo que podíamos" confiando en cerrar ese concierto de plazas con la Junta de Andalucía que, al menos hasta la fecha, no se ha producido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios