Cádiz

Los vecinos de Loreto bebieron agua contaminada durante 14 días

  • Un informe de Aguas de Cádiz sobre el corte de suministro en octubre de 2014 rebate también la versión dada por el gobierno sobre el origen de la contaminación.

Comentarios 13

Los vecinos del barrio de Loreto estuvieron bebiendo agua contaminada con bacterias coliformes durante 14 días, antes de que se cortara el suministro, según el estudio que ha analizado la actuación de la empresa Aguas de Cádiz, del que ha informado el Ayuntamiento

Este estudio apunta a que la contaminación del agua se produjo como consecuencia del movimiento de aguas estancadas con desprendimiento de biopelícula al maniobrar las válvulas de tres puntos de corriente de agua que permanecían cerrados. Estos puntos se abrieron el 30 de septiembre, día en que se iba a proceder a instalar un contador en el punto único de paso de suministro de agua al barrio de Loreto, lo que conllevaría su inhabilitación durante algún tiempo y obligaba a la búsqueda de alternativas de suministro de agua al barrio.

El suministro de agua permaneció cortado del 13 al 25 de octubre de 2014 ante la presencia de bacterias coliformes en el agua, si bien los primeros avisos por el mal olor del agua se recibieron a final de septiembre. La explicación que entonces dio el Ayuntamiento de Cádiz a la presencia de bacterias coliformes en el agua fue que la contaminación partía de una tubería en mal estado en una finca privada de la calle Hermanos Ortiz Echagüe. El informe conocido revela que la autoridad sanitaria competente puso en duda, poco después, esa explicación municipal dado que no es congruente con la dimensión de la contaminación del agua sufrida por los residentes del barrio de Loreto. De hecho, el estudio elaborado por los técnicos de Aguas de Cádiz considera que la teoría mantenida en su día por el ente queda "completamente descartada".

El estudio también destaca que, "en virtud de los datos disponibles, Aguas de Cádiz incurrió en vulneración de la legislación vigente al no avisar a la autoridad sanitaria competente el 3 de octubre de que ya se habían confirmado estos resultados positivos en presencia de bacterias en los análisis realizados al agua del barrio de Loreto". Asimismo, expone que, de haberse cumplido el protocolo de autocontrol de Aguas de Cádiz, no se hubiera contaminado el agua que se suministraba a los vecinos de Loreto; que los análisis que alertaban del crecimiento bacteriano en el agua desde el día 29 de septiembre debían haber constituido un motivo de actuación; y que las deficiencias en la gestión del incidente ha obligado a Aguas de Cádiz a realizar inversiones sin precedentes que superan el millón y medio de euros.

El Ayuntamiento defiende que el informe se ha realizado con el mayor rigor técnico posible, aplicándose el método que se sigue en los informes periciales y que todas sus conclusiones están respaldadas por datos que las avalan. Se ha recopilado información de técnicos y operarios que participaron en las tareas para solventar la incidencia, de los vecinos y de los autores de las analíticas. Sin embargo, el grupo municipal del PP, que recibió muchas críticas de los vecinos por su gestión de esta crisis de salud pública, ha censurado que el estudio se haya encargado a técnicos que no estuvieron en Loreto durante el incidente y que haya sido avalado por un gerente nombrado "a dedo" por Podemos. El portavoz del grupo municipal Popular, Ignacio Romaní, considera que el informe "está lleno de vaguedades y suposiciones" y que "no aclara nada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios