Desplazada hasta Melilla

La Unidad de Buceo de Cádiz realiza una nueva neutralización de proyectiles

  • El equipo de desactivado, con base en Puntales, lleva seis intervenciones en lo que va de año 2019

  • La última ha sido en Melilla

Señalización de uno de los proyectiles en Melilla. Señalización de uno de los proyectiles en Melilla.

Señalización de uno de los proyectiles en Melilla. / Armada

La Unidad de Buceo de Cádiz (UNBUDIZ) ha tenido una nueva actuación. Perteneciente a las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Cádiz y con base en la Estación Naval de Puntales, efectuó durante el día 23 de abril la identificación, neutralización y retirada de restos de diversos proyectiles, en los Cortados de Aguadú de Melilla.

Con esta actuación, el equipo de desactivado de la Unidad de Buceo de Cádiz lleva en el año 2019 un total de seis intervenciones de desactivación.

Según han apuntado desde la Armada el hallazgo lo realizó un buceador deportivo, quien informó a la Guardia Civil, iniciándose el protocolo Guardia Civil-Armada sobre hallazgos de artefactos explosivos.Así se dio el aviso al Cuartel General de la Fuerza de Acción Marítima, quien a través del Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (COVAM), destacó al equipo de desactivado de explosivos (EDE).

El equipo de desactivado de desactivado fue destacado a Melilla gracias al apoyo de la Cuarta Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves, de aviones Cesna y con base en Rota. En la Comandancia Naval de Melilla se realizó una reunión de coordinación, a la que asistió personal sanitario de la Comandancia General del Ejército de Tierra, GEAS y personal de la Comandancia Naval. Los apoyos que se reciben de las unidades participantes en la reunión resultan imprescindibles para la segura y rápida ejecución de las intervenciones EOD en Melilla.

Un momento de la última intervención. Un momento de la última intervención.

Un momento de la última intervención. / Armada

El material hallado se encontraba en las inmediaciones de los Cortados de Aguadú, a una profundidad de 11 metros y constaba de: un proyectil CSR de 106 mm, una granada de mortero de 60 mm, tres bengalas de señalización marina, tres motores cohete de C-90 y restos de un proyectil contra carro.

Para minimizar efectos se utilizaron cargas explosivas especiales de corte con ignición por radiocontrol. Tras la neutralización, el equipo de desactivado retiró los restos de los artefactos con el fin de evitar cualquier tipo de impacto medioambiental.

Las Unidades de Buceo de la Armada cuentan con personal especialista en desactivación de artefactos explosivos (EOD), y buceadores con especialización en técnicas de inutilización de minas submarinas (EOD-Sub), siendo los únicos capacitados para realizar este tipo de tareas. Esta actividad, en el ámbito marítimo y litoral, es competencia exclusiva de la Armada.

Además, se adiestra periódicamente en la provincia. El EODEX ha sido uno de los últimos ejercicios.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios