Comercio

"Si las tiendas de Inditex no están en el centro de Cádiz, habrá que ir donde estén"

  • Los clientes del casco histórico creen que la salida de esta cadena va a ser un duro golpe y temen que pueda haber efecto dominó

Oysho será una de las tiendas de Inditex que cerrará sus puertas en enero.

Oysho será una de las tiendas de Inditex que cerrará sus puertas en enero. / Lourdes de Vicente

“A mí me da mucha pena ver un comercio tan grande cerrado”. Natalia Ramírez pasa por delante de la antigua tienda que tenía Zara en la calle Columela esquina José del Toro, la primera que cesó su actividad junto a la que está un poco más adelante junto al Palillero. La sangría no para y detrás de ella llegará Bershka, Oysho y Massimo Dutti, que todavía se encuentran con actividad.

La llamada milla de oro del comercio gaditano sufre un duro golpe por la estrategia empresarial de Inditex de salir de gran parte de los cascos históricos y centrarse en los grandes centros comerciales.

Natalia Ramírez confiesa que es una clienta asidua a las tiendas de esta cadena: “Yo unas veces me venía para el centro y otras veces prefería irme a Bahía Sur o a otro sitio porque vivo en extramuros y tardaba casi lo mismo en ir a un sitio que a otro”. Eso sí, asegura que lo que teme es que debido a estos cierres puedan venir otros detrás y que, al final, “el centro de Cádiz pierda vida. Estas tiendas son un imán para la gente”.

Carolina Romero sale con un pequeña bolsa de Bershka. Sabe que ha cerrado Zara pero no está todavía al día de que la tienda de la que acaba de salir tiene los días contados. Asegura que esta vez ha comprado allí pero reconoce que últimamente ha hecho también muchas compras por Internet: “A veces entro para probarme las cosas o para verlas en directo y después pido online un pedido un poco mayor para que me salga gratis el porte”.

Un hombre escucha la conversación y suelta su propio análisis político de barra de bar: “La culpa es de Kichi por meterse tanto con el dueño de Zara”, frase acompañada de algún calificativo malsonante.

Tras la interrupción, Carolina afirma que ella va a seguir comprando en estas tiendas de Inditex y “si no están aquí, pues iré a buscarlas. El tema es que cuando vas de compras no vas pensando que sólo vas a entrar en esta o aquella tienda, sino que vas dando una vuelta y normalmente Zara, Bershka y las demás suele ser una parada casi obligatoria. Si no las tengo en el centro de Cádiz, pues me voy a un centro comercial donde estén y allí encuentro a muchas de las otras”.

Diego Peinado hace un análisis más profundo que va más allá de lo que es el cierre de estas tiendas: “El problema es que las tiendas tradicionales han ido desapareciendo y los principales locales de los centros históricos han quedado en manos de las grandes cadenas. Al propietario de una tienda le salía más rentable tenerlo alquilado a una de estas cadenas que tener su propio establecimiento abierto, y el que no era propietario no podía competir con estos gigantes. Ahora cuando se van los Zara y compañía, los duelos de los locales tienen muy complicado colocarlos a otros por el alto precio que tienen”.

Este hombre asegura que la salida de las tiendas de Inditex va a ser un duro golpe para el ambiente en el centro “pero al final no quedará más remedio que sobrevivir y tratar de buscar otras firmas”.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios