Cádiz

La provincia se contagia de la caída del padrón de Cádiz

  • Jerez y Algeciras siguen abriendo brecha con una capital gaditana que pierde 871 vecinos más y que se queda con apenas 118.048 habitantes

  • Las zonas rurales sufren una despoblación que es cada vez más evidente

Varias personas pasean por la calle Ancha de Cádiz. Varias personas pasean por la calle Ancha de Cádiz.

Varias personas pasean por la calle Ancha de Cádiz. / Julio González

Comentarios 9

La ciudad de Cádiz mantiene su sangría demográfica tras constatarse que a lo largo del año 2016 su padrón municipal perdió 871 habitantes más, continuando la tendencia marcada desde hace ya un cuarto de siglo. La revisión anual del padrón publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) -tras recibir el visto bueno del Consejo de Ministros y publicarse en el BOE- tampoco aporta datos positivos para el conjunto de la provincia gaditana que a fecha del 1 de enero del presente año 2017 tenía una población de derecho de 1.239.435 personas, es decir, 454 menos de los que había doce meses antes. Pese a ello, Cádiz sigue siendo la octava provincia española y la tercera de Andalucía en número de habitantes.

Esta bajada del padrón provincial viene motivada por el hecho de que hasta 28 de los 44 municipios de la provincia vieron descender su número de habitantes durante el año pasado. Además de la bajada de vecinos en la capital gaditana también se constata una alarmante caída de la población instalada en los núcleos rurales, especialmente en la comarca de la Sierra.

De los ocho municipios grandes de la provincia, es decir, los que superan los 50.000 habitantes, esta última revisión del padrón confirma que Jerez y Algeciras se mantienen al alza y continúan abriendo brecha con la capital tras ganar 85 y 532 habitantes a lo largo del año 2016, por lo que siguen siendo los dos municipios más habitados de la provincia con casi 213.000 y más de 121.000 personas empadronadas, respectivamente.

También ganaron vecinos El Puerto (246 más, con lo que se queda con un padrón oficial de 88.430 habitantes), Chiclana (503, para elevar su población hasta los 83.148 vecinos) y Sanlúcar, que al ganar 20 residentes más de pleno derecho tiene ya un padrón de 67.640 vecinos.

Por el contrario descendieron los registros de La Línea (132 vecinos menos, dejando la cifra de población en 63.146 habitantes) y, de manera algo llamativa, San Fernando. El municipio isleño, al perder 306 vecinos a lo largo de 2016, se queda ahora con un padrón oficial de 95.643 habitantes por lo que ve alejarse un poco más su sueño de alcanzar algún día la cifra mágica de los 100.000 empadronados.

En líneas generales, y en clave gaditana, esta última revisión del padrón da el mismo titular que en el último cuarto de siglo porque lo más llamativo sigue siendo la caída sin frenos de la población residente en la ciudad de Cádiz. Así, la capital de la provincia tenía oficialmente el 1 de enero de este año una población de derecho de 118.048 habitantes, cuando en la década de los ochenta, sólo por poner un dato comparativo, rozó incluso los 160.000 vecinos.

Hace ahora un año la ciudad de Algeciras superaba por primera a Cádiz en número de vecinos empadronados, lo que hacía que esta fuera la primera provincia en la historia de España en la que su capital contaba con dos municipios de su mismo territorio (Jerez y Algeciras) que la superaban en población. Y los optimistas que soñaban con una recuperación o incluso con que la ciudad de Cádiz pudiera recuperar el segundo escalón de este hipotético podio se han terminado chocando con una realidad que dice que la brecha con la localidad algecireña casi se ha duplicado en apenas 12 meses al pasar de una diferencia de menos 1.682 vecinos a favor de Algeciras a la de ahora, que es de 3.085.

Este repaso al padrón deja una lectura evidente para la población gaditana y es que nadie sabe cuánto tiempo más va a seguir perdiendo vecinos la ciudad y hasta dónde habrá que bajar el listón de su despoblación. No obstante, hay un resquicio para el optimismo y es que la última pérdida de habitantes cifrada en 871 personas es sensiblemente inferior a la registrada años atrás. Durante el año 2015, por ejemplo, esa caída del padrón fue prácticamente el doble, al perder 1.549 vecinos de una tacada.

Con estos últimos datos oficiales conocidos ayer, actualmente la capital gaditana es ya la undécima ciudad de Andalucía en número de habitantes e incluso no sería nada de extrañar que, de mantenerse esta tónica en los ejercicios venideros, en un plazo aproximado de un lustro Jaén puede superarla y dejarla como la capital más despoblada de toda la comunidad autónoma.

Desde un panorama nacional, Cádiz ha bajado y ya es también la 33ª capital de provincia de todo el país, según el padrón, tras verse relegada a lo largo de la última década por Lérida.

En contraposición, Jerez, que en 2016 ha vuelto a aumentar su número de habitantes tras un parón de apenas un año, se mantiene como la quinta ciudad andaluza en población. No obstante, hay visos que invitan a pensar que en un plazo de tiempo no excesivamente grande pueda subir un escalón si consigue superar el padrón de Granada que lo supera ahora en menos de 20.000 habitantes.

En lo referente al resto de la provincia, se pueden hacer lecturas diferentes entre los municipios considerados medianos y pequeños del territorio gaditano. Y es que, por ejemplo, la suma de los padrones de las siete ciudades que tienen menos de 50.000 habitantes pero más de 20.000 aporta una lectura relativamente positiva, ya que el total de vecinos que ganaron Puerto Real (apenas cinco más), Los Barrios (58), Conil (72) y especialmente San Roque (394 más) terminó superando con claridad el déficit contabilizado por Arcos (131 vecinos menos durante el año 2016), Rota (34) y Barbate (172 habitantes menos).

Por el contrario, la radiografía demográfica de los 29 municipios gaditanos que tienen menos de 20.000 habitantes es bastante preocupante, por no decir alarmante. Y es que solamente seis de esas 29 poblaciones vieron cómo se incrementaba su padrón en el transcurso de 2016, y lo hicieron además, por lo general, de manera muy ajustada. Así, por ejemplo, Chipiona apenas ganó nueve vecinos, Trebujena 13, Paterna siete, San José del Valle tres y Algar cuatro. Mención especial merece el pueblo de El Bosque, que mantiene una clara tendencia al alza en materia demográfica porque el año pasado ganó 33 vecinos, rompiendo así la tónica general de una comarca serrana en la que sólo dos pueblos ganan habitantes y uno (Torre Alháquime) mantiene los mismos que doce meses atrás.

En la clasificación por habitantes de los 44 municipios gaditanos sólo hay una alteración y es que Trebujena supera a Puerto Serrano y pasa a ser el 25º municipio de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios