Cádiz

"Para el Ayuntamiento los pisos turísticos son el chivo expiatorio en el problema de la vivienda en Cádiz"

  • Las empresas de gestión de VFT critican que el alcalde les culpe de un lastre que la ciudad lleva arrastrando treinta años

  • 'Kichi' defiende en un video la necesidad de regular el sector para hacer el modelo turístico más sostenible para el gaditano

El alcalde de Cádiz ha compartido el video en redes sociales explicando la postura del Ayuntamiento con las VFT.

Las empresas que gestionan viviendas con fines turísticos (VFT) en la ciudad se sienten en el punto de mira con la regulación que el Ayuntamiento de Cádiz pretende hacer desde hace algún tiempo para limitarlas y cuyo debate lleva amagando retomar en el pleno municipal en las últimas convocatorias. El propio alcalde ha culpado a los pisos turísticos de echar a los residentes de los barrios gaditanos y de la subida de los precios de los alquileres a través de un vídeo subido recientemente a las redes sociales. Por contra, estas empresas defienden la bonanza de este tipo de alojamientos y su contribución al crecimiento de la ciudad.

Daniel Doña es el CEO de Cadiz4Rentals y argumenta que "desde el Ayuntamiento se está buscando un chivo expiatorio para el problema de la vivienda en Cádiz, cuando ese problema tiene más de treinta años, de modo que no se puede culpar a las 800 o 900 casas que se alquilan con fines turísticos". Continúa Doña analizando los factores que lo explicarían: si no se construye vivienda social, la falta de suelo de la que adolece la ciudad, las cifras del paro y el escaso poder adquisitivo de sus habitantes, sumado a que la demanda es mucho mayor que la oferta, hace que suban los precios. A todos esos elementos añade los miles de pisos vacíos que existen en Cádiz. 

Afianza ese argumento Alejandro Treviño, socio de AC Gestión: "Hay más de cien fincas vacías en el centro que van a la ruina, que se regule eso, que vayan a viviendas de residentes o VFT pero no pueden estar cerradas".

El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', ha explicado en un video subido a las redes sociales recientemente cuál es la postura del Gobierno local ante la regulación que pretende. "Cádiz debe ser una ciudad en la que se pueda vivir" y para ello "hay que repensar el modelo de los pisos túristicos" porque "está expulsando a la gente de nuestros barrios, dificultando la convivencia vecinal e incrementando el precio de los alquileres" y añade que se debe a los "que se están dedicando a especular con algo tan imprescindible como es la vivienda, el hogar".

Anuncia además que volverán a llevarlo a pleno, aunque no da fecha, "porque estamos convencidos de que es vital tener un modelo sostenible". "No queremos un Cádiz de cartón piedra, sino un Cádiz con futuro", concluye el alcalde, que aprovecha para soltar el recado al PSOE de que no le importa este tema a pesar de llevarlo en su programa electoral.

En contraposición al modelo turístico que el Ayuntamiento de Cádiz quiere regular con la limitación de las VFT, desde Cadiz4Rentals subrayan la generación de riqueza y el consumo en las tiendas de alimentación, hostelería y comercio de proximidad de la ciudad como principales reclamos. "Los usuarios de pisos turísticos gastan más en la ciudad que un turista de hotel que tiene el desayuno incluido", explica Doña.

Treviño, por su parte, defiende que estas son las herramientas con las que cuentan los emprendedores de la ciudad. "Si no hay turistas no tiene trabajo el camarero, si nosotros gestionamos 10 pisos en vez de 40, contratamos a tres personas en vez de a ocho. ¿De qué vivimos? De la industria no, te lo dice un ingeniero industrial. Yo quiero vivir en Cádiz y con esta empresa me saco mi sueldo y el de ocho familias más de aquí", explica el socio de AC Gestión.

"La mayoría de propietarios tienen el piso como segunda residencia" que le sacan rendimiento económico el tiempo que no la disfrutan o son "extranjeros enamorados de Cádiz que invierten para venirse cuando puedan". "Se reactiva de esta manera el sector de la rehabilitación de casas, las empresas de reformas, de mantenimiento, de decoración..." enumera Daniel Doña, cuya empresa gestiona 90 pisos turísticos.

En cuanto al papel de las administraciones, el CEO de Cadiz4Rentals sí que les propone un mandato claro y que se resume en "perseguir a los pisos ilegales". "Hacen mucho daño al sector, con la limpieza de los pisos en negro, sin seguros de responsabilidad civil, etc. Una empresa gestiona todos los servicios de modo legal". Y propone al Ayuntamiento que podría colaborar con un servicio de denuncias anónimas, en el que la ciudadanía pueda avisar de que se está produciendo esta actividad en su vecindario, se coteje con el registro y se denuncie ante la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía si no posee una licencia en vigor de este organismo. "En Málaga hace años que se hace", explica.

Alejandro Treviño también apunta a la necesidad de que sea todo legal y con licencia porque hay gente que se aprovecha de las estacionalidades turísticas y no lo regula. Francisco Pedraza, de Lyriohomes (empresa malagueña que gestiona tres pisos en Cádiz ciudad), explica que cada vez están más serios con que los papeles estén en regla, sobre todo en las plataformas que gestionan este tipo de ofertas de alojamientos y que antes ni siquiera te pedían los documentos de las licencias.

Daniel Doña va más allá de defender que los pisos turísticos no son el problema de la vivienda en Cádiz para señalarlos como la oportunidad de hacer las cosas bien en el terreno turístico. Argumenta que, ante la falta de plazas hoteleras, las VFT pueden ayudar a conseguir el objetivo de convertir a la ciudad en puerto base de cruceros. "El turismo de cruceros es muy transitorio y deja muy poco en la ciudad", explica, pero ser puerto base es diferente porque te convierte en suministrador de provisiones y alarga dos noches la estancia de los turistas en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios