Día Mundial Sin Tabaco La Caleta y Santa María del Mar, dos playas que podrían ser declaradas sin humo

  • La asociación Nofumadores.org propone estos dos espacios para implantar en Cádiz el primer arenal en el que esté prohibido fumar

Las colillas inundan la arena de una playa. Las colillas inundan la arena de una playa.

Las colillas inundan la arena de una playa. / julio a. gallardo

Comentarios 13

La playa es el principal espacio de convivencia que existe en Cádiz en los meses de verano. A diario, y especialmente los fines de semana, miles de bañistas acuden a ellas para tomar el sol y refrescarse. Como lugar que se comparte con muchas personas, es necesario que se cumplan una serie de normas de educación y civismo. 

Uno de los principales problemas de convivencia, además del perjuicio que supone para la salud, se produce con los fumadores, ya que el humo causa una gran molestia a las que personas que no son adictas a este vicio insano. La humareda que provoca el tabaco es nociva para todos. Poco a poco, los no fumadores van conquistando espacios sociales. Tras todos los edificios públicos, el siguiente paso se va a dar en las playas.

En el imaginario de buena parte de sus usuarios está poder pasear sin tener que pisar las colillas, que los restos de los cigarrillos no contaminen el mar o no tener que soportar el olor que deja el tabaco que consumen los vecinos de arenal. ¿Se imaginan una playa de Cádiz en donde esté prohibido fumar? Pues este paso se podría dar próximamente si el Ayuntamiento de la capital gaditana decide adherirse a la iniciativa Playa sin Humo que va a poner en marcha la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo, que forma parte del Plan Integral del Tabaquismo de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Este proyecto bebe de uno similar que ya está implantado en un 30% de las playas de Galicia. En Andalucía, la primera localidad en contar con una playa sin humo fue Motril en 2018.

La asociación Nofumadores.org ve claro que es posible que Cádiz pueda contar con una playa sin humo y para ello propone dos de los arenales de la capital gaditana que podrían servir de experiencia piloto: La Caleta y Santa María del Mar. 

Así lo expresa el delegado de esta entidad sin ánimo de lucro en Andalucía, Ubaldo Cuadrado, que considera que estas dos playas son adecuadas por sus características. "Se puede coger una de ellas y probar para ver cómo se acepta y se adapta, y así se empieza a concienciar y a educar. Todo lo que es nuevo al principio suscita rechazo, pero al final nos acabamos adaptando, sobre todo si se dan pasos en la dirección correcta", argumenta Cuadrado. 

El delegado andaluz de Nofumadores.org resalta que esta medida "es una ganancia para Cádiz. Primero, dejamos de dar mala imagen a los niños. Luego está el tema medioambiental, ya que el potencial contaminante de las colillas es grandísimo". 

Uno de los aspectos que Cuadrado destaca sobre esta iniciativa es la labor educadora que tiene al no ponerse multas a los usuarios, calificándose los arenales con cuatro niveles: miembro, bronce, plata y oro. "No hay sanciones y es una manera de crear concienciación sobre los peligros del tabaco, ya que es la primera causa de muerte evitable", aporta el representante de esta asociación, recordando a su vez que Cádiz tiene "una de las tasas de cáncer de pulmón más altas". 

El pasado año, Nofumadores.org ya realizó una campaña a través de la página web www.change.org para pedir que las playas se consideren espacios libres de humo. Esta iniciativa ya ha obtenido unas 150.000 adhesiones, por lo que la intención de la asociación, según Cuadrado, es mantenerla activa durante el verano que está a punto de comenzar con la intención de seguir haciendo presión con esta idea. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios