Pintada homófoba | Cádiz "Esto sucede al amparo del silencio o del apoyo explícito a los discursos de odio"

  • "Nunca jamás en los 16 años que tenemos abierto nuestro bar nos había pasado algo parecido", asegura Paco Rubio, gerente del Teniente Seblón

  • "En las redes sociales se ha plantado una semilla de odio que florece con este tipo de manifestaciones"

  • "En los 80 y los 90, en Madrid, detrás de estos insultos por parte de Bases Autónomas o de nazis venían las palizas" 

Paco Rubio, durante un acto de reconocimiento que recibió por parte del Ayuntamiento de Cádiz.

Paco Rubio, durante un acto de reconocimiento que recibió por parte del Ayuntamiento de Cádiz. / Manuel Fernández/ Ayto. de Cádiz

Paco Rubio, gerente del Teniente Seblón, reflexiona, en declaraciones a este periódico, sobre el significado de ese "Maricones", seguido de una esvástica, que apareció ayer en la fachada de su bar en el barrio del Pópulo de Cádiz. Lo hace momentos antes de recibir una llamada de la Policía para informarle en qué términos puede y debe presentar denuncia.

"La pintada nos la encontramos esta mañana, que estaba el local cerrado por razones de mantenimiento. Sabemos que detrás de esto está el apoyo directo o mediante el silencio a los discursos de odio. Porque este tipo de agresiones y de expresiones homófobas, racistas y demás, vienen al amparo del silencio que hay con esos discursos, si no del apoyo explícito a esos discursos", explica este hostelero gaditano.

"Nunca, nunca, jamás en los 16 años que llevamos abiertos nos había pasado algo así. Hemos organizado el Orgullo, siempre ha sido un punto de encuentro visible para todo el mundo, para el mundo de la Cultura, para los periodistas, para el barrio, para todo Cádiz y el que ha venido de fuera, y aquí no ha habido problemas nunca con nadie porque todo el mundo siempre ha sido bienvenido. Encontrarme con esto, a mis 54 años, es una pena...", lamenta Francisco Rubio.

"A la vista está que se están incrementando este tipo de agresiones. Lo estamos viendo en el ámbito nacional, que se están destapando cada vez más casos, y si uno se mete en redes sociales, va viendo el soporte que tienen este tipo de discursos. Ahí se ha plantado una semilla de odio y tanto la connivencia como el apoyo en muchos casos están haciendo que florezca ese odio y se manifieste a través de pintadas o de agresiones. Es preocupante, porque yo con mi edad recuerdo los años 80 y 90 en Madrid cuando después de estas pintadas de Bases Autónomas, de grupos nazis venían las palizas", recuerda el gerente del Seblón.

"¿Que si tememos que detrás de las pintadas venga algo más? Hombre, hay una esvástica pintada. Queremos denunciarlo. Estoy pendiente de una llamada de la Policía", concluye .

"Después de 16 años procurando un espacio para la libertad, la diversidad y el encuentro, hoy ha amanecido así nuestro local, La Taberna Seblon. Sabemos quiénes estan detrás: el silencio cómplice y el apoyo explícito a los discursos de odio. Hoy nos señalan, como en los peores tiempos, pero nos mantendremos firmes, sin miedo, en la lucha contra la LGTBIFobia y la intolerancia", resumía en un primer mensaje difundido por redes sociales y mensajería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios