Suelo para los perros en Cádiz

El nuevo parque para perros ocupa un solar dedicado a equipamiento urbano

  • El PGOU reserva la parcela en Santa Ana para un centro social con 2.679 metros cuadrados de edificación

Explanada sin uso público junto al jardín de Varela utilizado por los perros Explanada sin uso público junto al jardín de Varela utilizado por los perros

Explanada sin uso público junto al jardín de Varela utilizado por los perros / Julio González

El Ayuntamiento de Cádiz inauguró hace unos días un nuevo parque canino ubicado en Santa Ana, junto a la biblioteca de Extramuros. Este espacio dedicado exclusivamente a los perros había sido reclamado, según el gobierno local, por más de un centenar de firmas de otros tantos ciudadanos.

Para abrir esta espacio canino el Ayuntamiento ha utilizado una parcela de su propiedad, de 893 metros cuadrados que, según el PGOU actualmente en vigor y que marca los usos de todos los espacios urbanos, está programado para la construcción de una edificación dedicado a equipamiento ciudadano.

Según la ficha del PGOU dedicada a esta parcela, la AP-EX-21, el terreno se incluye dentro del sector 'equipamiento dotacional', con la construcción de un edificio de nueva planta con una superficie máxima de 2.679 metros cuadrados, para dar servicio a las necesidades del barrio en materia de atención social, educación, sanidad o cultural.

El Plan preveía la construcción de este inmueble en la anualidad cinco del documento, por lo que las obras deberían de haberse iniciado en 2017, el PGOU se aprobó en 2012, y concluido este mismo año. La inversión prevista era de 2.411.000 euros, financiado con fondos municipales. 

Finalmente, el 'equipamiento dotacional', muy necesario en una zona de la ciudad donde todos los informes destacan el déficit de este tipo de servicios, se ha transformado en un parque canino.

No es la primera vez que el Ayuntamiento reutiliza espacios abiertos para el uso de los canes y sus propietarios. En la etapa de gobierno del Partido Popular se habilitó parte del foso, conocido como El Pelícano, de Puerta de Tierra como parque para los perros. Aunque la zona habilitada para estos está acotada es habitual que estos animales corran por todo el foso, ubicado a pie de un Monumento Nacional. El propio Ayuntamiento ha asumido el mal estado en el que se encuentra este espacio urbano, infrautilizado a pesar de evidente valor histórico del mismo.

Lo mismo pasa con el parque arqueológico de Varela. Esta extensa zona verde se construyó hace una veintena de años como jardín en el que se podían ver restos arqueológicos, originales o copias, localizados en distintos puntos de la ciudad. A pesar del coste de este proyecto el Ayuntamiento, también en la etapa del PP, permitió el uso de todo el parque por parte de los perros que, en muchos casos y a pesar de estar prohibido, corren por la zona sin ningún tipo de control. 

El parque se ha ido degradando con el paso de los tiempos y se ha transformado casi de forma exclusiva en un parque para perros.

Curiosamente, a escasos metros el Ayuntamiento ya habilitó en su día una zona para los canes en la vecina plaza de Asdrúbal. En la misma Avenida existe una zona verde sin uso ciudadanos que podría ser un sustituto para el uso de los perros del vecino parque arqueológico.

Cádiz cuenta con una población censado de más de 25.000 perros, según datos municipales, para poco más de 116.000 habitantes.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios