Ante el Día Mundial Contra el Cáncer, que se celebra el 4 de febrero

La pandemia, una emergencia sanitaria, emocional y económica para los pacientes oncológicos

  • La gerente de la AECC en Cádiz, María Jiménez, sostiene que la covid ha agravado la situación de vulnerabilidad de estos enfermos

Una sesión de fisioterapia en la sede de la AECC en Cádiz. Una sesión de fisioterapia en la sede de la AECC en Cádiz.

Una sesión de fisioterapia en la sede de la AECC en Cádiz. / Lourdes de Vicente

Ante la celebración, el próximo jueves 4 de febrero, del Día Mundial Contra el Cáncer, desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Cádiz quieren llamar la atención sobre los efectos que está teniendo la pandemia de coronavirus en los pacientes oncológicos.

Para la gerente de la AECC en Cádiz, María Jiménez, esta situación "ha supuesto una auténtica emergencia en cáncer, porque los pacientes están ahora doblemente afectados: por el cáncer y por la pandemia". Apunta que la emergencia es tanto sanitaria, como emocional y económica.

Según María Jiménez, los pacientes oncológicos "viven habitualmente una situación de vulnerabilidad y la pandemia lo que ha hecho es agravar esta situación que ya existía". Incide en que actualmente, "se está poniendo todo el foco en el covid, pero no podemos olvidar que el cáncer estaba antes, está durante y seguirá después del covid". Por eso, afirma que hay que seguir trabajando por estos pacientes, poner el foco en la realidad que están viviendo y no dejar de investigar.

Recuerda que cada día, en España, fallecen 300 personas por cáncer "y tenemos que seguir trabajando para aumentar la supervivencia, que sólo se conseguirá con la investigación".

La gerente de la AECC en Cádiz hace referencia al primer estudio realizado de forma conjunta por las distintas sociedades científicas que agrupan a los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con cáncer, con datos multihospitalarios, para cuantificar la magnitud del impacto de la primera ola de la pandemia en los pacientes oncológicos y oncohematológicos. Un estudio que ha analizado los meses de confinamiento, de marzo a junio de 2020, comparando los resultados con el mismo período del año 2019. "La gran conclusión de este estudio es que la primera ola de la pandemia ha supuesto un descenso tanto en el número de nuevos diagnósticos como en el inicio de nuevos tratamientos en la población con cáncer debido, en la mayor parte de los casos, a la suspensión de la actividad asistencial durante ese periodo de tiempo, aunque también ha influido en la disminución del número de diagnósticos el temor por parte de los pacientes a acudir a sus centros hospitalarios por miedo a la infección por coronavirus".

Ante esta situación, María Jiménez quiere transmitir la necesidad de que "cuando una persona note síntomas de que puede padecer un cáncer, tiene que acudir a un centro sanitario, porque todos están trabajando para que sean lugares seguros para los pacientes".

Apunta que, según el estudio antes mencionado, en los primeros meses de la pandemia, se realizaron un 21% menos de diagnósticos de cáncer respecto al mismo periodo del año anterior, es decir, una de cada cinco personas se quedó sin diagnosticar. Además, tanto pacientes como familiares han mostrado un nivel elevado de impacto emocional (miedo al contagio, sentimiento de soledad, indefensión, incertidumbre), que lejos de disminuir se incrementa con el tiempo: ha pasado de un 34% en el confinamiento a un 41% en noviembre. Las personas con cáncer también han sufrido un severo impacto económico del que aún no se han recuperado. En concreto, según el estudio, casi el 20% de pacientes oncológicos durante confinamiento vieron agravada seriamente su situación económica y un 17% todavía no se ha recuperado.

María Jiménez quiere resaltar que, para paliar esta situación, la AECC cuenta con un equipo de profesionales a disposición de los pacientes y familiares. Señala que en la provincia de Cádiz, se ha multiplicado por tres el número de personas que acuden a la asociación con dificultades económicas derivadas de la situación que están viviendo de pérdida de empleo e ingresos por el diagnóstico del cáncer. Jiménez indica que en la sede de la AECC en Cádiz ofrecen servicios de forma presencial, con todas las medidas de seguridad establecidas por las autoridades, pero también, para quien prefiera no salir de casa, ofrecen servicios de forma telemática, en concreto, atención psicológica, atención social, orientación sanitaria y talleres de todo tipo, "porque no podemos parar en el apoyo a estos enfermos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios