Cádiz

El pabellón Portillo estará en obras antes de que termine el actual mandato de la Corporación

  • Páez anuncia que el Ayuntamiento trabaja en una nueva vía de solución por si el proyecto no se financia con el Next Generation

Exterior del solar donde se localizaba el pabellón Fernando Portillo. Exterior del solar donde se localizaba el pabellón Fernando Portillo.

Exterior del solar donde se localizaba el pabellón Fernando Portillo.

El equipo de gobierno parece haber reconducido el camino de la gestión en materia deportiva, después de un primer mandato realmente deficiente en este área. La llegada de José Ramón Páez, y las insistentes críticas y polémicas con los grupos de la oposición y con los clubes y asociaciones deportivas de la ciudad han provocado una reacción que se traduce en inversiones realizadas y en proyectos que están tramitándose y que según ha indicado el propio concejal suman ya 2,4 millones de euros de inversión desde su llegada al cargo en junio de 2019.

Esta partida económica se centra en actuaciones de mantenimiento, reparación y mejora de las infraestructuras municipales que actualmente tiene la ciudad. Pero José Ramón Páez ha avanzado que el gran proyecto deportivo pendiente, la construcción del nuevo pabellón Fernando Portillo, puede estar ejecutándose a medio plazo. De hecho, ha asegurado el edil que antes de que finalice el actual mandato -esto es, en mayo de 2023- “las máquinas estarán trabajando en el Portillo”.

Páez ha asegurado que el Ayuntamiento dispone ya de un proyecto para este equipamiento, que plantea incluso dos opciones distintas para el subsuelo: el aparcamiento subterráneo previsto cuando se derribó el antiguo pabellón; o bien la implantación de un centro comercial que en el proyecto del PP se iba a ubicar en los locales exteriores de la planta baja. Este proyecto, de hecho, se ha presentado en el conjunto de más de 60 ideas para recibir financiación europea a través de los fondos Next Generation, sumando 11,3 millones de euros la inversión para levantar el nuevo polideportivo, un edificio “medioambientalmente sostenible en cumplimiento de los estándares consumo de energía prácticamente cero” con capacidad para 2.000 espectadores.

Pero a la espera de que se conozca el destino de esa enorme inversión europea que recibirá España, el concejal de Deportes ha avanzado -sin arrojar más información ni detalles- que el Ayuntamiento trabaja en una nueva vía de financiación que permitiría desarrollar este proyecto, en caso de que Europa falle. De ahí que la previsión es que antes de que termine el actual mandato puedan estar las máquinas trabajando de nuevo en este enorme solar para levantar un nuevo pabellón deportivo que actualmente se ve imposibilitado por la falta de medios económicos del Ayuntamiento y por un problema administrativo con una multipropiedad anexa (un garaje comunitario) que está también a la espera de solución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios