Cádiz

Una operación proyectada a finales de 2000 que sufrió innumerables contratiempos

Típicos inconvenientes para retrasar una obra: problemas con la constructora, exigencias de Patrimonio y aparición de restos arqueológicos. Nada nuevo. Pero la espera ha sido exagerada. Diez años desde que se desalojara a los vecinos y casi 13 desde que la Junta anunciara a finales de 2000 que había adquirido cuatro fincas para rehabilitarla en la conocida como Operación Jabonería. En julio de 2001 se hacía público el nombre del ganador del concurso de ideas: el estudio madrileño Cano Lasso, que presentó la propuesta 'Qadis'. Luego en el primer semestre de 2002 la Comisión de Patrimonio del Ayuntamiento rechazaba los estudios previos del proyecto por no adecuarse a la normativa del PGOU. Cano Lasso varió el diseño, que fue aprobado en julio.

El derribo de los edificios de la unidad de ejecución empezó en enero de 2004 y concluyó en abril. En octubre de ese mismo año comenzaba la excavación arqueológica, apareciendo parte de un gran edificio público del Foro romano, lo que obligó a modificar el proyecto. La excavación se prolongó hasta abril de 2005

El largo proceso continuaba en julio de 2005 saliendo a licitación las obras de construcción por 1,3 millones de euros, pero el concurso quedó desierto. Por fin, enmayo de 2006 se adjudican, tras segundo intento, a la UTE Andaluza de Edificaciones (Garasa y Esñeco). Pero la Oficina de Rehabilitación de la Junta tuvo que rescindir el contrato a la empresa adjudicataria a petición de ésta, que veía complicado el trabajo debido a la limitación municipal en la entrada y salida de materiales. Se ofreció entonces la obra a las otras dos empresas que optaron al concurso, quedándoselas finalmente Sanrocón.

Las obras tuvieron también un parón por la crisis en la construcción y por diferencias de la empresa constructora con la Oficina de Rehabilitación con respecto a los cerramientos de la finca.

La consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, reconocía ayer el retraso en el acto oficial de entrega de las viviendas. "Agradecemos vuestra paciencia. Es verdad que hemos tardado tiempo en entregarlas, espero que las disfrutéis y que os impliquéis en el barrio", señalaba Cortés a los inquilinos. El delegado territorial de esta consejería en Cádiz, Manuel Cárdenas, apoyaba las palabras de Elena Cortés con un "volvéis más tarde de lo necesario". Ambos reiteraron la apuesta de la consejería, ahora en manos de IU, por la vivienda social. Se espera, cuanto menos, que las promociones en Cádiz no tengan que esperar tanto tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios