Educación

Los monitores de Educación Especial se manifiestan reclamando el pago de sus nóminas

  • CCOO denuncia que los trabajadores son "rehenes" del pulso que mantiene la Junta con las empresas adjudicatarias del servicio

Loss trabajadores en la manifestación por las Puertas de Tierra. Loss trabajadores en la manifestación por las Puertas de Tierra.

Loss trabajadores en la manifestación por las Puertas de Tierra. / Joaquín Hernández 'Kiki'

Los monitores de Educación Especial se manifiestan esta mañana en Cádiz, en un acto convocado por CCOO Enseñanza para exigir el pago de las nóminas de estos trabajadores del Personal Técnico de Integración Social, que viene sufriendo irregularidades en el cobro de sus salarios desde el cese de la actividad educativa como consecuencia de la declaración del Estado de alarma por el COVID-19. Son 186 los trabajadores y trabajadoras de este servicio externalizado por la Junta de Andalucía contratados por las empresas SAMU, TANGRAM y Al Alba.

Según el responsable de Servicios Externalizados del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Cádiz, Fernando Jiménez, “es insostenible que trabajadores y trabajadoras con unos empleos tan precarios como estos puedan esperar a cobrar las nóminas de marzo y abril hasta hace pocos días y aún no hayan cobrado la nómina de mayo”.

CCOO, ante esta situación, ha presentado ya dos denuncias ante la Inspección de Trabajo al entender que se trata de un pulso entre empresas y Junta de Andalucía en el que se está utilizando a las trabajadoras y trabajadores como rehenes para conseguir otros objetivos.

En este sentido, Jiménez expuso que “resulta curioso que en el resto de provincias se haya conseguido regularizar la situación y no así en Cádiz. Da la impresión de que pretendan castigarnos por el simple hecho de defender nuestros derechos y denunciar ante el órgano competente”

CCOO recordó que lleva varios años reclamando la subrogación de este personal externalizado por parte de la Junta de Andalucía. Un colectivo altamente feminizado que no trabaja a tiempo completo, con salarios muy bajos y que además cada año al terminar las clases es enviado al paro hasta que se reanudan en septiembre. Para Jiménez, “la Junta de Andalucía no puede seguir escondiendo la cabeza como los avestruces ante este problema, máxime cuando ya se han producido varias sentencias dando la razón a algunas de estas trabajadoras.”

“Hoy estamos concentrándonos por lo urgente, que es que estas trabajadoras y trabajadores cobren puntualmente su salario para poder comer puntualmente, pero eso no nos va a hacer olvidarnos del objetivo final que no es otro que la subrogación”, finalizaba Jimenez.

Las empresas deben pagar primero las nóminas

Desde la Delegación Territorial de Educación se señala que la Consejería "está haciendo un esfuerzo importante para adelantar a estas empresas parte de la indemnización que pudiera corresponderles por la suspensión de los contratos debido al Covid-19. Han sido publicados distintos Decretos Ley con la idea de que no tuvieran que esperar al final de la crisis para poder recibir los pagos, tal y como establecía el Real Decreto del Gobierno central". Según la Delegación "es un proceso riguroso porque se trata de que las empresas acrediten que las nóminas a los trabajadores están pagadas para reintegrarles el dinero. Desde la Consejería hemos llegado incluso a apremiar a las empresas para que aceleraran la entrega de la documentación". Asimismo "sigue habiendo un número importante de empresas que no han entregado aún la documentación. El procedimiento no es otro que la empresa paga las nóminas, justifica los pagos y la Consejería procede a los reintegros de las cantidades, una vez que toda la documentación está en regla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios