Playas

"Las mojarritas seguro que ya le han dado la bandera azul a La Caleta"

  • Aunque le hayan retirado la distinción, la coqueta playa gaditana cuenta con el apoyo de caleteros y turistas porque "no tendrá bandera pero es espectacular"

  • "En la analítica le habrá salido el azúcar alta al agua, porque otra cosa..."

Bandera pirata en la playa de La Caleta.

Bandera pirata en la playa de La Caleta. / Julio González

"¡Oh, my God...!", ajeno a toda polémica, el grupo de turista agudiza la vista, prepara el gatillo y dispara. En la balaustrada, frente al árbol del Mora, las banderas se quedan fuera del encuadre. No sale la amarilla, que advierte de los peligros del levante; ni la pirata, toda una declaración de intenciones de viejos bucaneros ("fenicios hija, que somos fenicios"); ni la metafórica bandera azul que los caleteros perdieron. A estos visitantes de piel inmaculada no les seduce cómo ondea un trapo, ni si la mar que acuna a las barquillas es buena o excelente. ¿Y a los caleteros? A los caleteros, a los de la bandera "enreaíta en una caña de pescar", que escribiera nuestro Rimbaud local, a esos que no les vengan con análisis... "Las mojarritas seguro que ya le han dado la bandera azul a La Caleta".

Mario Rodríguez pone a punto su barco en esta estampa de cine que ofrece el patio de botes del Club Caleta donde esta mañana se ha hablado de los motivos por los que la Fundación Europea de Educación Ambiental ha retirado el distintivo a la playa viñera. Opiniones para todos los gustos, sí, pero nadie que frecuente estas orillas cuestiona la calidad de las aguas de su playa. "Que venga un químico o un biólogo a decirme que el agua no tienen calidad, yo no lo voy a discutir, que doctores tiene la iglesia, pero que ahí está el marisco, las lisas, los cangrejos, que cuando hay animales que crían y que se van reproduciendo, y que sólo te tienes que meter en agua por el tobillo para verlos circular... Y a esa gente no se les engaña... Tú mira, sólo mira, sopla el levante, el agua cristalina..."

El levante. El poniente. "Cádiz es mujer con dos novios...", que cantara el mito vivo, y a estos dos pretendientes también apuntan marineros y hombres de mar que, como cada día, se encuentran con su Caleta. "En el agua influyen las mareas, el temporales, ha habido días de muchas algas... Depende de si hay levante, que te deja el agua limpia, cristalina, y cuando hay poniente es al contrario, todo lo que puede haber en el mar lo va tirando para la costa. A saber qué vientos y corrientes habría cuando se hicieron esos análisis", comenta Pepe (nada de dar apellidos) sobre las 3 de las 32 pruebas realizadas por los técnicos de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor que dieron la calificación de buena, en vez de excelente, a la mar caletera, motivo por el que esta playa perdió su bandera azul.

Una imagen de la playa de La Caleta. Una imagen de la playa de La Caleta.

Una imagen de la playa de La Caleta. / Julio González

"En la analítica le habrá salido el azúcar alta al agua, porque otra cosa...", lanza muy serio Manuel orgulloso de las aguas "limpias" de esta playa que en nada se parece a aquella "Cenicienta" a la que le cantaran 'Los porteros automáticos' en el 89, ya saben, dos años después de la creación del distintivo de la polémica ("tenemos en Cai una playita a la que le dicen, con razón, la Cenicienta porque siempre está una jartá de sucia y con más jeringuillas que toa la Residencia. A ella no le dieron por bonita esa banderita que tiene color azul...")   

Nada, nada que ver, aunque... "Hombre, que la limpieza se puede mejorar, claro. Los servicios de limpieza podrían estar más atentos y venir más por aquí. También es verdad que de un tiempo a esta parte allí en las columnas se ha instalado una comuna de personas que no tienen hogar y se defienden de la vida, pero también es verdad que ha habido hasta una plaga de sarna, porque los hombres y las mujeres que allí habitan pues hacen sus necesidades en la arena, y durante estos dos o tres años ha habido chiquillos de aquí con sarna porque en verano se ponen allí a la sombrita a jugar a la pelota y, es tontería, si te estás rozando con la arena donde todos los días pues esas pobres gentes hacen sus cosas pues claro... En fin, eso es complicado y se entiende todo y en realidad tampoco creo que tenga que ver eso con la bandera azul, que ha sido por unos análisis en el agua, ¿no? Y el agua está como está, una maravilla, como siempre", razona Mario que continúa afanándose en dar lustre a la embarcación.

En esas también andan las cabezas de los hombres del Club. Que a nadie se le cruce pensar "que esto ha sido culpa de los barcos". Las barquillas que llevan "cartas de amor" entre Sebastián y Catalina con besos beso "como un castillo", que imaginara el Hijo Pródigo. "A nosotros se nos ha dado una serie de requisitos como que no se puede lijar material fibra o contaminantes o que hay que poner cartones en el suelo y una rejilla cuando limpiemos los barcos. Y eso los socios del Club lo cumplimos a rajatabla, si hay otros que no lo cumplen...", deja en el aire Pepe que también insiste en desvincular cualquier rumor sobre "vertidos" o "algo contaminante" con las embarcaciones del Club Marítimo Gaditano La Caleta.

"Es que yo creo que lo de la bandera azul es algo más político que otra cosa, porque la calidad del agua de esta playa sólo hay que acercarte a la orilla y verla. Aquí no ha vertidos de ningún tipo, quita tú alguna colilla o que por la noche los chavales se tomen un botellón y los vasos salgan volando... Pero poco más", opina Mario que no es que lo tenga claro, es que lo tiene clarísimo. Que no lo dice él, que lo dicen los fenicios ("tierra, soy tu huella primera, tierra, tu primera frontera...", recordara un querido Retornado). "Aquí vinieron los fenicios, ¿sabes?, habían recorrido el Mediterráneo entero y cuando vieron esto, clavaron la bandera y aquí se quedaron. Fundaron Cádiz hace 3.000 años, ¿que va a venir ahora la Comunidad Económica Europea a decirnos que el agua está fea...?"

Mario no lo discute, no, pero que esto va "a seguir siendo una maravilla" tampoco se lo van a porfiar a él. "Aunque no tengamos bandera, esta playa va a seguir siendo espectacular. ¿Que si el químico no le ha dado la bandera...?, no preocuparse, seguro que las mojarritas y los cangrejos moros ya se la han dado", dice mientras una tararea para sus adentros la profecía del Dios que dejara dicho, que en La Caleta, "ante su mar extasiados, hasta los profanos se sienten poetas". My friend!

La bandera azul... Ya hay tema pa Carnavá...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios