Cádiz

Un mitin entre las dudas de los vecinos

  • El ambiente de la asamblea es menos hostil que la celebrada en 2014

Nada tuvo que ver la asamblea que se celebró en la tarde de ayer en el edificio Ma'arifa, en la avenida Marconi, con la que tuvo lugar el 10 de diciembre de 2014. En aquella ocasión, la por entonces alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el presidente de Aguas de Cádiz, Ignacio Romaní, acudían a petición de la AVV Campo de la Aviación de Loreto para dar explicaciones a los vecinos sobre los motivos del corte del abastecimiento de agua durante dos semanas por la presencia de bacterias coliformes y E.coli.

La crispación de aquel encuentro no se repitió ayer. El cambio de Gobierno municipal y la realización de este informe para cumplir con las peticiones de los vecinos de este barrio, tal y como se encargaron de repetir tanto el alcalde, José María González, como el actual presidente de Aguas de Cádiz, Manuel González Bauza, sirvieron para aplacar los ánimos y dirigir las miradas hacia los anteriores responsables municipales.

Al frente del encuentro estuvieron los tres técnicos que recibieron el encargo de realizar este estudio, con el gerente de Aguas de Cádiz, Jesús Oliden, a la cabeza.

Unas justificaciones en las que volvieron a salir algunas de las incertidumbres que tienen los vecinos, aunque los responsables del informe no pudieron dar más argumentos que los incluidos en su trabajo.

Aun así, sí salieron las reticencias que tienen algunos habitantes de Loreto a consumir agua por las dudas que les genera la situación de las tuberías que se encuentran dentro de las viviendas. Por ello, de la asamblea salió el compromiso de González Bauza de hacer un muestreo en diferentes casas para que vuelva la tranquilidad.

Entre las diferentes preguntas, sí llamó la atención la participación casi al final del acto del jefe de gabinete del Ayuntamiento, José Vicente Barcia, que ocupa un puesto de asesor por designación del equipo de Gobierno.

Si en la rueda de prensa y en las intervenciones en la asamblea, el alcalde procuró no decir nombres, Barcia sí apuntó en su arenga mitinera a tres personas: Teófila Martínez, Ignacio Romaní y el anterior gerente de Aguas de Cádiz, Juan Miguel Núñez.

En su discurso coló la intención de los anteriores gobernantes de privatizar esta empresa municipal, denunció que la exalcaldesa "humilló" a los vecinos, denunció que desde el PP se estaba intentando "contaminar a la opinión pública" desde las redes sociales a cuenta de la presentación del informe y reclamó que "pague el que tenga que pagar". Una escena que fue protagonizada por un asesor municipal en un acto público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios