Ayuntamiento de Cádiz

67 medidas para transformar Servicios Sociales

  • El plan estratégico especifica 19 objetivos a cumplir hasta 2022 para mejorar la situación de la delegación y el servicio que presta

Entrada a las oficinas de los servicios sociales municipales en la calle Zaragoza. Entrada a las oficinas de los servicios sociales municipales en la calle Zaragoza.

Entrada a las oficinas de los servicios sociales municipales en la calle Zaragoza. / joaquín hernández kiki

Comentarios 1

El lado bueno de estar ante un escenario tan negativo, es que difícilmente puede empeorar la situación. Posiblemente agarrándose a ese viejo teorema, la delegación de Asuntos Sociales se ha propuesto transformarse, mejorar notablemente la labor que realizan a diario y el servicio que presta a esa ciudadanía tan frágil. Y para ello, se ha confeccionado este plan estratégico hasta 2022 que recoge un total de 67 medidas que deberán adoptarse en este sentido, todas con plazo de inicio y de final y con claves para hacer un seguimiento.

El punto de partida de la delegación tampoco es fácil, como refleja el propio plan estratégico. Servicios Sociales está saturada, tanto en relación a sus espacios físicos –de ahí que el plan estratégico recoja la necesidad de una segunda sede en el casco histórico para atender a los usuarios– como a los trabajadores –que de media atienden a más de trece personas al día, cuando lo normal sería un índice de 3,5 personas diarias–.

El trabajo adolece también de una falta de orden y control, de una burocratización demasiado lenta y farragosa, de “mucha problemática entre lo político y lo técnico”, y de falta de cohesión –“Hubo un cisma muy grande hace unos años, cuando la delegación se dividió de aquella forma tan brutal”, asevera un técnico de la delegación, entendiendo que hasta que ese cisma no se resuelva “será difícil acometer uno de los retos importantes: la cohesión interna y la misión compartida”–.

Y a todo esto, se suma la situación de una plantilla necesitada de más personal y de mejores condiciones laborales. La concejal del ramo, Ana Fernández, reconocía hace unos días que Servicios Sociales era la delegación “más precarizada” del Ayuntamiento, con un 75% de la plantilla en calidad de interino (cuando la ley permite que el porcentaje de interinos oscile entre el 5 y el 8%) que aumentará con la entrada mañana de 22 nuevos trabajadores eventuales.

Pese a todo esto, o precisamente con motivo de todo esto, se han programado esas 67 medidas que giran en torno a tres líneas estratégicas: configurar un modelo que avance hacia la intervención comunitaria frente a las prácticas asistenciales actuales –“no se interviene, se tapan agujeros”, asegura un técnico–; situar los derechos de la ciudadanía como prioridad en las políticas y acciones de la institución basados en la responsabilidad compartida; y fortalecer internamente la delegación.

Entre otras medidas, se plantea mejores instalaciones, un aumento de plantilla y una mejor comunicación de la labor de la delegación

Entre las medidas propuestas, destacan la creación de espacios de atención “más personalizados y acogedores”, establecer despachos individuales de atención “en número suficiente”, mejorar las salas de espera, mejorar la web de la delegación, designar a una persona que se encargue de la comunicación, consolidación del suministro vital básico de agua, puesta en marcha del bono eléctrico, incluir cláusulas sociales en las contrataciones del Ayuntamiento –el objetivo es que en 2022 un 75% de las ofertas que licite el Ayuntamiento incluya cláusulas sociales–, reformar las actuales sedes de la delegación, además de crear otro centro de atención primaria en la Viña o Santa María; activar un teléfono Servicios Sociales Responde; facilitar accesos por vía telemática; elaborar un reglamento interno de funcionamiento; usar cuestionarios de satisfacción y buzones de sugerencias; adecuar los medios telemáticos y telefónicos; consolidar el personal interino de larga duración; aumentar la plantilla; recibir formación continua; dar mayor presencia pública a la delegación mediante presencia en programas o acciones publicitarias; o educar a la ciudadanía en el ejercicio de sus derechos y sus obligaciones.

El horizonte de esos nuevos Servicios Sociales se dibuja en 2022. El camino hasta allí ya se ha iniciado en una delegación con ganas de reinventarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios