Consumo

El marisco aguarda su momento para después del puente

  • Los propietarios de los cocederos realizan las previsiones de siempre a la espera de que la venta arranque del día 10 en adelante

Un cliente observa el género en el despacho de Mariscos Cortemar. Un cliente observa el género en el despacho de Mariscos Cortemar.

Un cliente observa el género en el despacho de Mariscos Cortemar. / Lourdes de Vicente

No hay Navidad sin marisco, por más que la fiesta esté marcada este año por el Covid. Normalmente en estas fechas el movimiento en los cocederos y distribuidores es frenético, pero esta vez la pandemia marca el ritmo y, como en otros muchos sectores, se está a la espera de qué ocurrirá a partir del día 10 cuando la Junta de Andalucía ofrezca las nuevas directrices sanitarias con las que se desarrollarán las entrañables fiestas. Los propietarios de tres empresas de marisco de la ciudad coinciden en que después del puente arrancarán las ventas. Porque como dice Antonio Ortiz, de Mariscos Ortiz, “aunque los clientes estén confinados, el marisco se va a consumir, eso no puede faltar en una mesa en Navidad”.

Dice Miguel Cortés, uno de los dos socios de la empresa Cortemar, con sede en el muelle pesquero de Cádiz y otra caseta en el muelle de El Puerto, que “de momento todo es incertidumbre, porque las familias no saben cuántos se podrán reunir en Nochebuena o Nochevieja. Y eso hace que los compradores particulares aún no se hayan decidido”. También le afecta que no puedan venir a comprar clientes de toda la Bahía y otras poblaciones de la provincia.

Incertidumbre es también la palabra usada por Ángel González Almeida, propietario de Mariscos Ángel González, con negocio en el muelle pesquero y el polígono exterior de Zona Franca, además de caseta en la lonja de El Puerto. “¿Qué va a hacer la gente acostumbrada a grandes reuniones? Eso influirá en las ventas de marisco. Y la supresión de las comidas de empresa, claro”, expone el empresario. “De momento está la cosa parada, pero eso es normal en noviembre y principios de diciembre. El puente marcará el ritmo”, apunta a su vez Antonio Ortiz, de Mariscos Ortiz, en el Paseo Manuel Machado, junto a la ITV.

El día 10, marcado a fuego en el calendario por los empresarios andaluces, dictará sentencia. Cortés admite que “la venta está más floja que el año pasado por estas fechas, pero esperamos que a partir del día 10 tengamos las colas de siempre. Hay ya muchos encargos, pero falta el empujón gordo. Porque el marisco se va a consumir, está claro”. Para Ángel González “el día 10 es la clave, a ver qué se puede hacer. De todas formas, las grandes ventas de marisco siempre se hacen después del puente de la Inmaculada”.

Estos empresarios del marisco están preparados como cada año. González Almeida explica que “nosotros estamos actuando igual que el año pasado, porque tenemos que ir comprando el marisco independientemente de lo que pase”. En la misma línea se expresa Ortiz, destacando que “las compras están hechas, eso no puede esperar y se hace con tiempo. No nos podemos permitir no tener stock, porque en cualquier momento se anima la compra”.

Están seguros del consumo particular, pero les preocupa la demanda que puedan tener los establecimientos hosteleros. “Eso ya es otra cosa, que es una parte importante de nuestro negocio. Eso ha bajado bastante a la espera, también, de que bares y restaurantes puedan cerrar más allá de las seis de la tarde. Suerte que el verano fue bueno, porque la provincia no tuvo muchos contagios. Después del verano descendió la venta, pero eso ocurre siempre”, señala. Al menos, Cortemar se ha defendido “con la tienda online, activada desde el inicio de la pandemia y funcionando bien, y con ofertas de lotes y descuentos con el Black Friday”. Así se posiciona Ángel González, que afirma no tener problemas en surtir “a grandes superficies y pescaderías, que han estado abiertas desde el principio”. “Vamos a estar en la misma línea de venta al público, más nos afecta la distribución a las hostelería”, manifiesta Antonio Ortiz.

Los tres empresarios muestran además su preocupación porque en las últimas semanas no han aparecido clientes habituales de la provincia, confinados en sus localidades. Y mientras Cortés dice que el marisco “está un poco más barato en comparación con el año pasado”, González y Ortiz declaran que los precios están al nivel de las navidades de 2019.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios