Proceso de escolarización

Un leve respiro para el colegio Andalucía

  • El centro cuenta hasta el momento con nueve solicitudes para Infantil de 3 años, lo que triplicaría el número actual de alumnos en este curso

Un grupo de alumnos baja las escaleras del colegio Andalucía. Un grupo de alumnos baja las escaleras del colegio Andalucía.

Un grupo de alumnos baja las escaleras del colegio Andalucía. / Lourdes de Vicente

El colegio público Andalucía perdió una unidad de Infantil en el proceso de matriculación para el curso 2017-2018. El centro recibió entonces una sola solicitud para la clase de tres años que al final no se materializó en matrícula. Un año después, el número de solicitudes subió a tres, que es el número de alumnos que actualmente tiene esa clase. Ahora, de cara al curso que viene, son ya nueve las solicitudes recogidas a falta de escasos días para acabarse, el 1 de abril, el plazo. Esta cifra, si finalmente se traduce en el mismo número de matriculaciones o incluso alguna más, supone un ligero respiro para el centro, de los más castigados en los últimos años por la escasa demanda de plazas, la baja natalidad y la pujanza de los colegios concertados.

“Hemos trabajado mucho para que más familias se interesen por que sus hijos estudien aquí”, explica el director, Miguel Ángel Guillén, en su primer curso al frente del colegio. Además del trabajo colectivo del equipo educativo, Guillén incide en las ayudas recibidas desde el Ayuntamiento en cuanto a reparaciones de desperfectos. La jefa de estudios, Vanessa Curado, apunta a la “implicación del claustro de profesores” y el director añade, como factor importante, a una “revitalizada” Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA). También, la Diputación Provincial ha echado un cable para que el centro pueda disponer del gran huerto urbano de 25 metros que posibilita cada dos semanas la venta de las hortalizas a través de un mercadillo. “Las jornadas de puertas abiertas han servido para que muchas familias comprueben los cambios en las instalaciones”, asegura el director. Guillén afirma que el Ayuntamiento se ha comprometido también a arreglar las pistas deportivas y colocar nuevas porterías y canastas de baloncesto.

El centro cuenta con 108 alumnos repartidos entre 3 años de Infantil y 6º de Primaria, a razón de una unidad por cada curso. El colegio tiene un aula matinal, elevador para personas con movilidad reducida y comedor con catering que ahora utilizan unos cuarenta escolares. Añade el director que el centro, con más de 15 proyectos educativos en marcha, mantiene “buena sintonía con el entorno, especialmente con el IES Alberti, el instituto de referencia para los alumnos del Andalucía al acabar la Primaria”. Y para el curso que viene adelanta que “con mucha probabilidad”, el colegio será bilingüe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios