Juan José Lucero | Discapacitado graduado en la UCA "Nunca me he puesto barreras"

  • La historia de superación de Juan y Juan José Lucero genera una enorme expectación entre los medios de comunicación nacionales

Juan Lucero y su hijo Juan José con algunos compañeros de clase.

Juan Lucero y su hijo Juan José con algunos compañeros de clase. / Julio González

Alumnos y profesores de la Facultad de Ciencias de la Educación observaban curiosos este martes al grupo de periodistas, cámaras y fotógrafos que revoloteaban alrededor de Juan y Juan José Lucero. En apenas unos días su historia se ha hecho (como se dice ahora) viral y ha sido noticia en medios de comunicación de todo el país.

La expectación era tal que las televisiones rivalizaban entre ellas para entrevistar a los protagonistas y sacarlos en directo en sus canales. Mientras, Juan y Juan José, tranquilos pero sobrepasados por esta merecida e inesperada fama, atendían amablemente a todo el que se le acercaba e intentaban restar importancia a lo que ambos han conseguido.

Gracias a la ayuda de su padre y a su afán de superación, Juan José se graduará en Educación Primaria en apenas unos meses y Juan dejará una enorme huella en la comunidad universitaria. “Toda mi familia ha estado detrás de mí apoyándome y me siento orgulloso. Esta es mi segunda carrera, porque soy licenciado en Matemáticas”, resaltó el estudiante, quien reconoció también la impagable labor de su progenitor. “Es uno más en la clase, es un padre más para mis compañeros y estoy super orgulloso de que aparezca en la orla. Es algo que no me esperaba”, comentaba Juan José.

Juan, por su parte, explicaba que estaba muy contento por todo lo que han pasado juntos y su hijo bromeaba con que podría haberse graduado si hubiera querido. “He pasado muchas horas aquí durante cuatro años, me doy un paseo por el Río San Pedro o me voy a la cafetería... Ya he hecho amigos entre los alumnos y los profesores”. 

La lucha de este padre y su hijo ha sido constante a lo largo de toda su vida. Juan José recordaba los problemas que había tenido al llegar al colegio, cuando el director del mismo le recomendaba a su padre que lo cambiara a un centro de Educación Especial, los ingresos hospitalarios que le hicieron casi perder un curso, las numerosas visitas al médico... Por ello no quiso dejar de reconocer también a su tía, que ha ejercido como madre desde que perdió a ésta cuando apenas tenía seis meses de vida.

El deseo de Juan José es convertirse en profesor de Secundaria de Matemáticas

“Con ganas, esfuerzo y el apoyo de la familia todo es posible, yo incluso tengo el carnet de entrenador de fútbol base. Si me propongo algo lo consigo, nunca me he puesto barreras”, añadió el joven. Juan decía estar desbordado ante la atención que están recibiendo y lo único que espera es ver a su hijo dando clases en un futuro. “Ahora mismo no sé qué voy a hacer, pero como tengo la carrera de Matemáticas quiero ver si es posible convalidarlo y ser profesor de Secundaria; si no haré el máster de la UCA en profesorado”, subrayaba Juan José. “Bueno, habrá que venir”, decía su padre entre risas.

El decano de Ciencias de la Educación, Manuel Antonio García, defendió el papel integrador de la facultad y reconoció que “lo más bonito de esta historia es ver a Juan bajar a su hijo del coche todos los días a las ocho y media, llevarlo a clase... Él es uno más de la comunidad y su hijo uno de los que menos ha faltado a clase, para nosotros es un orgullo tenerlo”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios