Cádiz

La iglesia de San Juan de Dios reabre al culto tras unas obras

  • La hermandad de la Santa Caridad, propietaria del templo, ha renovado la instalación eléctrica y la iluminación y ha pintado el cuerpo bajo del templo

  • Ahora está pendiente la restauración de las portadas de piedra

Comentarios 1

La iglesia de San Juan de Dios ha sido rejuvenecida. Después de más de un mes cerrado, el templo situado junto al Ayuntamiento ha reabierto sus puertas, dando por concluidas las obras que ha acometido su propiedad, la hermandad de la Santa Caridad.

En concreto, en estas últimas semanas se ha procedido a la renovación total de la instalación eléctrica, que se encontraba en situación “bastante peligrosa”, como explica el hermano mayor, Juan Antonio García. Esa nueva instalación lleva consigo una nueva acometida desde la plaza de San Juan de Dios, ya que hasta ahora se localizaba en el interior del antiguo hospital, hoy centro geriátrico. Y la obra ha permitido también dotar a la iglesia de una nueva iluminación, a base de luces led que en estos días siguen en fase de pruebas hasta dar al templo la luz definitiva.

El hermano mayor traslada que esta obra que ha requerido el cierre del templo durante casi un mes y medio (desde el pasado 3 de junio hasta el domingo que volvió a abrir) es el primero de los grandes proyectos “que la hermandad tenía que solucionar de manera urgente”. Y aprovechando las obras, se ha procedido también al pintado de todo el cuerpo bajo del templo, hasta la cornisa del primer piso, manteniendo los característicos colores celeste y blanco. Por último, se ha realizado también una limpieza a fondo de todo el templo, altares incluidos, presentando una imagen mucho más rejuvenecida del interior (gracias a esa nueva luz, a la pintura y a la limpieza).

Una cuota extraordinaria abonada por los hermanos de esta histórica corporación, que así lo aprobaron en un cabildo celebrado en su día, ha permitido financiar esta actuación ya finalizada.

Las portadas de la iglesia

Por delante tiene ahora la Santa Caridad un segundo proyecto de calado: la restauración de las dos portadas de acceso a la iglesia (la de la plaza de San Juan de Dios y la de la calle del mismo nombre, que de hecho lleva años inutilizada por su mal estado).

Juan Antonio García ha explicado que se está a la espera de contar con los presupuestos individualizados de estas obras, para no hacer necesariamente las dos portadas a la vez y para ver si hay posibilidad de incluir los trabajos de carpintería además de la necesaria restauración y consolidación de la piedra.

Al mismo tiempo, la evolución de la campaña de micromecenazgos puesta en marcha para recaudar fondos periódicos por parte de hermanos y de gaditanos que quieran colaborar en el mantenimiento de esta histórica iglesia, marcará el ritmo y los plazos de ejecución de este proyecto que cuenta ya con licencias para ser acometido.

El "inviable" arreglo de la torre

Desde el pasado Jueves Santo en que se produjo un desprendimiento, la torre de San Juan de Dios permanece envuelta en redes a la espera de una solución. Y el hermano mayor de la Santa Caridad es claro al respecto: “Arreglar la torre de la iglesia es totalmente inviable para la hermandad”, asegura. Tanto, que reconoce que pese a lo duro del mensaje, “yo propondría un expediente de derribo de la torre”.

La hermandad no tiene siquiera acceso directo a esta parte del edificio (que se hace desde el antiguo hospital) ni cuenta con ninguna dependencia ni posibilidad de uso de este elemento arquitectónico, lo cual complica las posibilidades de restauración.

“La hermandad demasiado hace asumiendo el día a día, en el que intentamos ir sobreviviendo y manteniendo la iglesia abierta todas las horas que podemos, lo cual es también un acto de caridad. Todo ello implica unos gastos, unido a obras necesarias como la que acabamos de hacer o la que tenemos pendiente de las puertas”, argumenta Juan Antonio García en referencia a la dificultad de actuar en la torre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios