EDUCACIÓN

La Salle prepara el tricentenario de la muerte de su fundador

  • Mirandilla y Viña organizarán diversos actos desde el 17 de noviembre para celebrar la efeméride

Sebastián Castro, director titular, interviene en la reunión informativa. Sebastián Castro, director titular, interviene en la reunión informativa.

Sebastián Castro, director titular, interviene en la reunión informativa. / D.C.

El 7 de abril de 1719 fallecía en Ruan (Francia) San Juan Bautista de La Salle, fundador de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, que se dedicó desde su Reims natal a la educación de niños y jóvenes, principalmente los más desfavorecidos. Trescientos años después, La Salle está presente en más de 80 países de los cinco continentes, atendiendo a alrededor de un millón de alumnos.

El tricentenario de la muerte del fundador se va a celebrar en los dos colegios de La Salle en Cádiz, Mirandilla y Viña. Recientemente se reunieron en el primero de ellos el director titular de ambos centros, Sebastián Castro, y las directoras de Mirandilla y Viña, Priscila Boubeta y María del Carmen Fernández, respectivamente, con los representantes de las distintas entidades y colectivos lasalianos de la ciudad con el objetivo de dar a conocer el lema del curso, Somos La Sallle, y los diferentes acontecimientos que se van a celebrar con motivo de la efeméride a nivel mundial, regional y local. En este encuentro se trataron varios asuntos organizativos de cara a un Año Jubilar que se iniciará el 17 de noviembre de 2018 y se cerrará el 31 de diciembre de 2019.

San Juan Bautista de La Salle San Juan Bautista de La Salle

San Juan Bautista de La Salle

La llegada de los hermanos de La Salle a Cádiz se produjo el 15 de noviembre de 1879, instalándose en primer lugar en el Convento de Santo Domingo. Allí estuvieron hasta 1890, cuando los padres dominicos tomaron posesión de su antigua sede. A pesar de este hecho, para no dejar al barrio de Santa María sin escuela permanecieron hermanos atendiendo dos clases. En 1882 se fundó la Escuela de Nuestra Señora del Rosario y San Antonio (La Salle Viña). Los hermanos de las Escuelas Cristianas llevaban por entonces dos clases en la parroquia de Santa Cruz, para los Seises de la Catedral.

Según cuenta el antiguo alumno lasaliano José María Pérez Valiente, a la vez en extramuros, que en aquella época contaba con problemas de escolarización, el clero gaditano ofrecía a los hermanos una escuela en la zona de San José, que se inauguró en 1893. Allí estuvieron hasta el 6 de junio de 1904 ya que fueron requeridos para que se hicieran cargo del colegio Centro Católico de Obreros, en la plaza Jesús Nazareno, cuyo futuro peligraba por falta de fondos. Y en 1895, merced al empeño del canónigo Félix Soto y la generosidad del matrimonio José Moreno de Mora y Micaela de Aramburu, se construyó el colegio La Salle Mirandilla en el barrio de Santa María.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios