Jornadas de la APC Las victorias y los retos del feminismo gaditano tras el 8-M

  • Periodistas y activistas reflexionan sobre el presente y el futuro de la lucha feminista en la Asociación de la Prensa de Cádiz

Imagen de la manifestación en Cádiz del 8 de marzo. Imagen de la manifestación en Cádiz del 8 de marzo.

Imagen de la manifestación en Cádiz del 8 de marzo. / Julio González

Comentarios 2

No fue un comienzo, no acababa de llegar, lo que ocurrió en nuestro país el pasado 8 de marzo fue la cristalización del trabajo de los colectivos feministas que durante los últimos años han intensificado sus reivindicaciones y, muy importante, optimizado la manera de hacerlas llegar a la sociedad. “Llamémoslo, mejor, un punto de inflexión”, reclama sobre la mayor manifestación vivida en España en las últimas décadas la periodista y activista de la Asamblea Feminista de Cádiz Rocío Sáez, que ha sido una de las ponentes de la jornada sobre Feminismo y Periodismo que se ha celebrado en la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC).

Una cita donde se pusieron sobre la mesa las preguntas esenciales para que, no sólo el movimiento feminista sino cualquier otra expresión de la realidad social, pueda seguir avanzando: ¿dónde estamos?, ¿de dónde venimos? y ¿hacia dónde queremos ir? Es decir, una reflexión sobre las victorias y retos que la manifestación y la huelga del 8-M nos plantea como sociedad.

De esta forma, además de Sáez, la socióloga experta en Género Raquel Lucas, la periodista especializada en Igualdad Helena Madico, la investigadora Bianca Sánchez y la periodista y activista del colectivo feminista andaluz La Poderío Antonia Ceballos confeccionaron una interesante reflexión sobre el estado de salud del feminismo y el papel que juegan los medios de comunicación en la construcción de una sociedad igualitaria, siendo presentados por el presidente de la APC, Diego Calvo, y la diputada de Igualdad, Isabel Moya.

¿De dónde venimos? ¿De la nada? ¡No! Venimos de hacer dimitir a un ministro (Alberto Ruiz Gallardón) en 2014, de una gran manifestación de colectivos de toda España en 2015 para exigir un pacto de Estado contra las violencias machistas y, a nivel local y provincial, del incremento en 8 años de uno a cinco colectivos feministas en la ciudad y 20 en toda la provincia.

¿Dónde estamos? Sin duda, inmersos en la 4º ola feminista, en el momento de felicitarse por lo logrado, como de la descriminalización del propio término feminista, la crucial incorporación de la juventud y la introducción en la agenda de los medios de comunicación de las reivindicaciones feministas, pero también en el momento de seguir trabajando en la concienciación y visibilización.

¿Hacia donde vamos? Unidas (sin perjuicio de la diversidad dentro de los colectivos) hacia la convocatoria (oficial desde este octubre en Gijón) de la huelga 2019 para la que se trabajará en aumentar la presencia de las mujeres integradas en el sector consumo y de cuidados, en trazar estrategias conjuntas con los colectivos de mujeres negras y gitanas (que no se vieron reflejadas en la anterior convocatoria), en aumentar el éxito en zonas rurales y en seguir analizando y repensando nuevas realidades que alcanzan al feminismo como la mercantilización o el debate sobre el sujeto político del feminismo. Todo ello, y más, con un sólo objetivo: alcanzar la igualdad real, la única manera, por cierto, de acabar con las violencias machistas .

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios