Supervivencia ante la crisis Coronavirus en Cádiz: Que no falte de "ná"

  • Los supermercados han tenido que reinventar su logística a la espera de que la clientela pierda el miedo al desabastecimiento

Operarios de Mercadona, ataviados con guantes y mascarillas, organizando la mercancía paletizada.

Operarios de Mercadona, ataviados con guantes y mascarillas, organizando la mercancía paletizada. / d.c.

El mes de confinamiento ha dado para mucho. Sobre todo mucho bueno. Ha salido a la luz lo mejor de cada persona, de cada familia y de cada colectivo social. Corren tiempos para la empatía, pero ha sido un mes en que ha existido miedo al pánico y a muchos les ha quitado el sueño el quedarse en casa sin papel higiénico, sin leche o sin harina. Pero repito, un mes da para mucho, y los supervivientes de cada domicilio convertido en isla han aprendido a hacer fuego, a montarse sus propias cabañas, a mullir su mejor asiento y a convivir y, entre otras muchas cosas, a perderle esa fobia al estante vacío.

Pero para eso ha tenido que pasar ese tiempo y hemos tenido que ir comprobando que ya en los supermercados no falta casi de nada, a excepción de pequeñas crisis que se solventan en horas como en cualquier buena familia.

Serían muchas las cadenas de supermercados que podrían servir de ejemplo y que ahora podrían escribir libros y libros sobre cómo capear la crisis sanitaria y conseguir que en sus estantes "no falte de ná", pero Mercadona se ha convertido en paradigma de esta crisis. Las colas en sus puertas de acceso, sus estanterías de leche vacías y más de una reventa a modo de "fake new" que llegó a circular por las redes, han servido de imágenes de la crisis. Pero a pesar de las prórrogas que va imponiendo el Gobierno, todas ellas justificadas hasta que la crisis pase página, los gaditanos se han ido acostumbrando a hacer esas colas y van viendo que esto es lo que hay ahora mismo y que todo el mundo debe poner de su parte.

Desde Mercadona dejan claro que desde un primer momento "nuestro principal objetivo ha sido garantizar el abastecimiento a las tiendas garantizando la salud y seguridad de los trabajadores y de nuestros clientes". Evitar el desabastecimiento garantizando la salud de sus plantillas y las de sus clientes, difícil ecuación. Para ello se han tomado desde el principio una serie de medidas que van desde el control del aforo con vigilantes de seguridad en cada una de las tiendas, disponer de guantes y mascarillas toda la plantilla desde el primer momento, reforzando todo esto con la instalación de mamparas en la línea de cajas y las gafas de protección ocular, así como el uso obligatorio de guantes y gel desinfectante para los clientes a la entrada de los supermercados.

"Los trabajadores de Mercadona contamos con un servicio médico propio formado por más de cien profesionales que cuenta con protocolos establecidos por las propias autoridades sanitarias", según las citadas fuentes de la cadena de supermercados. Además, "hemos reforzado la seguridad con un call center para consultas de los propios trabajadores para el cual hemos contratado más de 25 técnicos de Enfermería. Con ello, damos respuesta a las dudas de nuestros trabajadores y nos preocupamos por su salud".

Así contado parece todo muy fácil pero los propios vecinos de la zona del Mercadona de San Severiano puede aseverar en primera persona el continuo trasiego de grandes camiones que les proporcionan un respiro y tranquilidad siempre de agradecer en crisis como las que ahora vive la humanidad.

El abastecimiento a sus tiendas se está realizando desde el primer momento gracias a que Mercadona trabaja con más de 1400 proveedores "que no han parado desde el comienzo del estado de alarma estando al pie del cañón en estos momentos". Para tranquilidad de su propia clientela resultan peculiarmente tranquilizantes los mensajes que por su megafonía invitan a sus clientes a hacer una compra responsable huyendo del acaparamiento insistiendo en que éste no es necesario y y que, además, resulta perjudicial para todos. Para ello, además, Mercadona ha lanzado #EstoNOtienequePARAR  una iniciativa impulsada por más de 2.000 compañías junto a Mercadona "que tiene por objetivo reconocer públicamente, poner en valor y dar apoyo a todas las empresas, a sus trabajadores y a sus empresarios que están haciendo lo que toca para que la rueda de la economía de España no pare, con hechos".

Mercadona, al igual que el resto de supermercados que han hecho posible que no falte de "ná" en nuestras despensas, se han visto obligados a "rearmar su logística", según la expresión utilizada por esta fuente de Mercadona. El objetivo era seguir garantizando el suministro a todas las tiendas. "Desde el primer momento hubo que reforzarla, y para ello se realizaron más contrataciones con el fin de dar respuesta a las nuevas necesidades". Para afrontar esta nueva situación, Mercadona lamenta que, al igual que ha ocurrido con otras cadenas del mismo sector, no han podido evitar que sus servicios a domicilio se hayan visto "resentidos" e incluso, en muchos casos, suspendidos de manera temporal.

"Nuestro sector es un sector prioritario y nuestra obligación es dar servicio a nuestros clientes todos los días. Para ello, los 90.000 trabajadores y los 1.400 proveedores estamos trabajando todos los días para garantizar el abastecimiento de los productos necesarios para que las personas hagan su compra básica". A mucho nos hemos acostumbrado en muy poco tiempo. Antes mirábamos marcas y no nos resultaba tan grave pasar un fin de semana sin huevos en la nevera. Ahora todo ha cambiado y nos conformamos con que en la despensa "no falte de ná".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios