De andar por casa | Calle San Bartolomé en San Fernando Crear, diseñar y pintar

  • La creatividad de su propietario en diferentes disciplinas como la pintura, la escultura y el diseño han sido la base de la decoración

Crear, diseñar y pintar

Crear, diseñar y pintar / Sonia Ramos

La casa que describimos se encuentra en el centro de San Fernando. El creativo Guillermo Márquez, a través de sus diferentes disciplinas como la pintura, la escultura y el diseño, ha recuperado este espacio, tras 20 años abandonado. La restauración y decoración de toda la casa, ha respetado su arquitectura y materiales originales. La propiedad ocupa 250 metros cuadrados que se encuentran repartidos en dos plantas.

En la planta baja, en la entrada un patio comunica con las diferentes estancias de la casa, entre ellas la cocina, el comedor, dormitorio, baño vestidor, salón y patio exterior. En la primera planta se encuentra el taller del propietario y la zona de invitados junto a una gran terraza.

En el patio de entrada da la bienvenida uno de los elementos principales de la decoración de la casa, una parte de la ornamentación de una carroza de carnaval, diseñada por Guillermo Márquez. En este espacio se han recuperado los dinteles de piedra de las puertas dejando la piedra vista y se han decapado en su color natural todas las puertas que rodea el patio. Entre sus obras de arte se encuentra una pequeña escultura del arquitecto Manuel Luna, así como dos obras de su propietario. Uno de los elementos originales de la casa es un antiguo brocal que ocupa una de las esquinas de dicho patio.

Un bonito arco de medio punto restaurado comunica con la cocina en la que se encuentra integrada el comedor. En la cocina se ha utilizado el color blanco para el lacado de sus muebles. Cuatro platos de cerámica granadina de procedencia familiar ornamenta sus paredes. El espacio del comedor lo ocupa una mesa de pino acompañada de cuatro silla de hierros. En este espacio se ha conservado una antigua despensa de la casa, cubierta con unas puertas decapadas de pino, en el que en su interior, se ha colocado la televisión.

El dormitorio lo preside un biombo hindú de madera decapada y hierro. Sobre la cama se ha distribuido un conjunto de cojines de Onofre Conde en tonos neutros. Y al fondo de la cama una banqueta de madera de teca con cojines de terciopelo. Entre las piezas de arte que decoran este espacio, destacamos un retrato de Guillermo Márquez, realizado por el fotógrafo Juan Ávila. El vestidor es uno de los espacio más cuidados por su propietario; una cómoda de pino se ubica junto a un original diván diseñado por Guillermo Márquez y tapizado en una tela de loneta de colores de Onofre Conde. Una escena campestre de Fidel Bofill junto a un torero de María Quirós, son los cuadros que decoran este habitáculo.

El salón es la estancia principal de la casa, una mesa de teca diseñada con antiguas madera ocupa la parte central junto a un sillón tapizado en terciopelo con un original color berenjena. El estilo Art Decó se encuentra representado en uno de sus espacios con una escultura de cerámica de Dionisio Page. Una vitrina que limita con el dormitorio descrito recoge diferentes premios del propietario y de su padre, el locutor radiofónico Enrique Márquez.

En sus paredes cuelga obra de propietario de la casa, dos acrílicos dedicados al agua.

El baño es uno de los espacios más originales de la vivienda. Sus lavabos de piedra natural de río se encuentra apoyado sobre unos muebles de teca y en la que cuelga dos espejos circulares de madera de abedul.

Y uno de los lugares más preciados es el patio exterior donde una antiguas puertas de la casa, se ha reciclado y decapado, utilizándola como elemento decorativo en una de sus paredes junto a un San Cristóbal de granito de Portugal.

La planta superior se encuentra la parte de invitados y el taller donde el artista lleva a la práctica todas sus creaciones. En su taller se puede admirar un gran número de obras de pintores como Lucía Vila, Amalia Quirós, Marisa Bascuñana, Paco Aguilar, Ángeles Flor, Alfonso Barrera y Liviana Leone.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios