Cádiz

Los cotillones se mantienen a duras penas tras el cambio de milenio

  • Esta Nochevieja habrá cuatro fiestas autorizadas en la capital gaditana pero éste no es el año que ha habido menos: tanto en 2003 como en 2002 se registraron este mismo número de eventos

Comentarios 4

2000

Son fiestas un poco de capa caída, que vivieron buenos tiempos en los noventa y empezaron a desvanecerse con el cambio de década. Cádiz despidió el siglo con doce cotillones. Este año habrá cuatro.

No se trata de un descenso gradual. La Nochevieja de 2000, con su docena de fiestas, dio mucho donde elegir a los gaditanos, pero al año siguiente ya había cuatro fiestas menos, ocho. En los dos años siguientes se repitió el número de fiestas, cuatro, estabilizando así la progresión casi geométrica que parecía dar a entender que los cotillones eran especie en peligro de extinción.

Sin embargo, al año siguiente vino la sorpresa y la ciudad festejaba el final del 2004 con nueve cotillones. Fue una Nochevieja excepcional, porque esas cifras no se han vuelto a repetir: 2005 trajo cinco cotillones, 2006 cuatro y la pasada fiesta, cinco. Este año se ha vuelto a los cuatro.

Las fiestas de este año se celebrarán en el Memphis, Cantábrico, Unicornio y el Restaurante Cortadura. El Ayuntamiento indica incluso que al tercero ni siquiera le hubiera hecho falta un permiso especial porque no piensa superar el aforo.

Y es que no todos los establecimientos tienen que solicitar este permiso dentro del periodo que cada año se determina: los que tengan una licencia de apertura que ya contemple esa posibilidad no necesitan ningún permiso más.

Para celebrar estas fiestas es necesaria una autorización de la Delegación Municipal de Urbanismo. Hasta 2007, los plazos eran muy ajustados y los organizadores no conocían si tenían permiso o no hasta poco tiempo antes, lo que hacía más difícil llenar la fiesta. En noviembre del pasado el Ayuntamiento anunció que cambiaría el sistema y fijó la fecha final para solicitar cotillones al día 22 de noviembre, una medida que fue acogida con satisfacción por la hostelería. Según la patronal Horeca, no eran los organizadores los únicos perjudicados, sino también los usuarios, que tenían menos margen para comparar y decidir.

Este año, la convocatoria concluía sobre las mismas fechas que en el año anterior.

La policía controlará que no haya fiestas ilegales, intentará evitar en lo posible los prohibidos botellones en las calles, detectar a los conductores bebidos y cuidará de que haya tranquilidad en las calles de la ciudad. El pasado 12 de diciembre se celebró la Junta Local de Seguridad, que determinó repetir el mismo dispositivo que ya se puso en marcha el año anterior en Navidad y Reyes e incrementar la presencia de la Policía Nacional en Nochevieja en la zona de la Punta, al igual que se hizo en Nochevieja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios