Coronavirus en Cádiz

La Salle Viña no celebrará su Semana Cultural por primera vez desde 1978

  • La entidad se une a las peñas gaditanas en su decisión de no desarrollar sus actividades este verano

Miriam Peralta en su pregón de la Semana Cultural de La Salle Viña en el año 2009. Miriam Peralta en su pregón de la Semana Cultural de La Salle Viña en el año 2009.

Miriam Peralta en su pregón de la Semana Cultural de La Salle Viña en el año 2009. / J.B.

Dice José Luis Fatou, actual presidente de la entidad y uno de sus fundadores, que el desarrollo normal de la Semana Cultural de la peña La Salle Viña solo se vio alterado en una ocasión. Fue en su primera edición, en septiembre de 1978, cuando una de sus jornadas se canceló como señal de luto por la muerte del papa Juan Pablo I. Desde entonces, y han pasado casi 42 años, jamás se suspendió ni en parte ni en su totalidad esta cita obligada del verano gaditano. Ahora, cuando se iba a celebrar su edición número 43, la epidemia del coronavirus se ha llevado por delante un evento bien arraigado en el imaginario colectivo gaditano.

Como el resto de las peñas de la ciudad, según se conoció esta semana en un comunicado de las federaciones que las aglutinan, la provincial y la viñera, La Salle Viña ha decidido no celebrar su Semana Cultural, prevista para la primera semana del mes de julio. El viernes trasladó la decisión a sus socios “considerando que no se dan las circunstancias para dicha celebración con motivo de la actual crisis sanitaria que estamos viviendo, y que ojalá que en el mayor breve plazo posible volvamos a la normalidad y podamos seguir disfrutando de todo lo que esta terrible pandemia nos ha arrebatado”. El año que viene “prometemos volver con toda la ilusión del mundo para hacer posible este evento cultural”, explica la peña en nota de prensa.

La peña solo suspendió una jornada en 1978 como señal de luto por la muerte de Juan Pablo I

Fatou reconoce que “ni siquiera nos dio tiempo a hacer planes ni a perfilar la programación de este año”. El estado de alarma se decretó el 14 de marzo y desde entonces “la Semana Cultural ha sido nuestra última preocupación”. La entidad lo tenía claro desde que se fueron sucediendo las suspensiones de diversos espectáculos. No sería posible meter este año en el patio del colegio lasaliano al número de personas que habitualmente congrega la Semana Cultural. Y precisamente el aforo era una de las preocupaciones de La Salle Viña de cara a esta edición suspendida, la XLIII. “El año pasado, sobre todo con el homenaje a Juan Carlos Aragón tras su fallecimiento, nos vimos desbordados. Estábamos pensando en cómo poner remedio para sucesivas ediciones”, explica Fatou.

Los aficionados al Carnaval y los amantes de la historia y las peculiaridades pierden este verano un evento de referencia. En septiembre de 1978 lo abrió Pedro Romero con una conferencia. En 2019, último por ahora, se homenajeó a Juan Carlos Aragón. De coplero a coplero (contestatarios ambos) para abrir y cerrar, de momento, la historia de la Semana Cultural de la peña La Salle Viña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios