Ayuntamiento de Cádiz | Playas Un conflicto laboral deja sin servicio al módulo de discapacitados de la Caleta

  • La falta de socorristas, que han renunciado a cubrir vacantes de manera voluntaria, impide el baño a los usuarios

  • La plantilla quiere negociar las condiciones laborales con Cádiz 2000

Módulo de discapacitados de La Caleta Módulo de discapacitados de La Caleta

Módulo de discapacitados de La Caleta / Jesús Marín

Primer conflicto laboral para los municipalizados servicios de playa. El módulo de discapacitados de la playa de La Caleta se quedó ayer sin servicio por falta de personal que lo atienda; un contratiempo que durante la mañana supuso un revés para una decena de ancianos de la residencia Fragela que periódicamente acude a esta playa a bañarse y que a lo largo del día afectó a otra serie de personas con movilidad reducida que no pudieron bañarse por ausencia de personal que los atendiera a lo largo de la tarde.

El problema de la situación generada en La Caleta estaba en la plantilla de socorristas de la empresa municipal Cádiz 2000. Según ha trasladado el propio colectivo a este periódico, los trabajadores mantienen diferencias con la sociedad municipal en relación a sus jornadas laborales y al pago de las nóminas, y llevan intentando un acercamiento de posturas desde hace tiempo. Esto se une a que hay tramos horarios y servicios de socorrismo en las playas que no se cubren con la plantilla actual y que hasta el día de ayer se venía solucionando mediante turnos que voluntariamente hacían los trabajadores. Ante el conflicto laboral generado, la plantilla ha decidido no cubrir esos turnos vacantes a diario, lo que en el primer día de aplicación (ayer, 1 de agosto) generó los primeros problemas en el módulo de discapacitados de La Caleta.

Habitualmente, trasladaban ayer los empleados que en la única playa del casco histórico son dos los socorristas que velan por la seguridad de los bañistas, siendo uno responsable del módulo de discapacitados cuando es necesario. En el día de ayer sólo había un socorrista, lo que impedía hacerse cargo de los usuarios de este módulo, ya que en ese caso la playa perdería vigilancia.

Además, aseguran los trabajadores que en la jornada de ayer tampoco había un enfermero en uno de lo botiquines de la Victoria, laguna que sí se solucionó con la disposición voluntaria de un responsable de la empresa. “Mañana –por hoy viernes– seguirá habiendo huecos en blanco que se estaban cubriendo y que ya los trabajadores se niegan a hacerlo porque están cobrando mal y la empresa se niega a sentarse con nosotros y negociar”, trasladaban desde el servicio de Salvamento y Socorrismo.

“La empresa no tiene personal suficiente para cubrir todos los servicios”, aseguran también los representantes de los empleados, en relación a lo ocurrido ayer en La Caleta y que en los próximos días se repetirá en distintas playas de la ciudad y servicios relacionados con el socorrismo, en plena temporada alta. Por ello, la plantilla insiste en la necesidad de sentarse con los representantes de Cádiz 2000 y alcanzar una solución laboral al respecto del pago de nóminas y de las horas de trabajo de cada empleado.

Por su parte, en el Ayuntamiento de Cádiz aseguraban a última hora de la mañana de ayer no tener conocimiento oficial de ningún tipo de movilización ni huelga por parte de ninguna de las plantillas que a través de la empresa Cádiz 2000 operan en las playas de la ciudad. Y tras tener conocimiento de lo ocurrido con los residentes de Fragela por la mañana en La Caleta –ya que los afectados presentaron reclamaciones ante la falta de atención del módulo–, desde el Consistorio se trasladó que “se va a investigar lo ocurrido” para conocer las causas y tomar las medidas que se consideren oportunas.

La única reclamación laboral, si puede considerarse así, de la que hay constancia en los despachos de San Juan de Dios –según aseguraban ayer fuentes consultadas– es un escrito del sindicato UGT solicitando una reunión con el alcalde, “que se atenderá lo antes posible”. Pero en ese escrito no figura ningún motivo concreto, ni siquiera relacionado con los servicios de las playas de la ciudad.

Además, desde el equipo de gobierno se trasladaba que tras el nombramiento oficial de Demetrio Quirós como presidente de Cádiz 2000, “ya tiene en su agenda reunirse la próxima semana con los tres colectivos –limpieza de arenas, socorrismo, y limpieza y mantenimiento de módulos– para mantener una primera toma de contacto”.

Con lo ocurrido ayer en el módulo de discapacitados de La Caleta se abre, por tanto, el primer problema laboral que debe afrontar la empresa Cádiz 2000 desde que asumió el pasado verano la gestión de los servicios de playa, al reclamar los socorristas mejores condiciones laborales y pedir una negociación a los responsables de la sociedad municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios