Los efectos de la pandemia en la economía

El comercio reclama más ayudas y agilidad a las administraciones

  • El sector tradicional considera esencial potenciar las ventas por internet, hoy dominada por las grandes firmas

Limpieza en profundidad en un comercio de Cádiz.

Limpieza en profundidad en un comercio de Cádiz. / Lourdes de Vicente

El comercio tradicional, uno de los principales generadores de empleo en la provincia, viene reclamando desde hace semanas la adopción de medidas de ayudas al sector por parte de la administración.

Aunque muchos están aguantando el tirón de la crisis con los ahorros familiares, otros ya encaran el final del año con una situación muy delicada, sobreviviendo gracias a los erte o a la primera financiación aportada por los fondos del ICO.

Sin embargo, estas ayudas están resultando insuficientes ante el agravamiento de la crisis, tras una segunda ola de la pandemia que ha llegado en plena temporada de verano, antes de lo esperado.

"No se debe de olvidar que somos el eslabón más débil de la cadena y que de nosotros dependen más de 100.000 empleos en la provincia. Las ayudas del ICO han llegado, pero en muchos casos tarde y en una cantidad muy reducida. Junto a ello, seguimos a la expectativa de que los erte pueden ampliarse metiéndonos de lleno ya en el 2021", pues se es consciente que los primeros meses del nuevo año van a ser igual o más complicados si la pandemia no comienza a remitir con fuerza, destaca Manuel Luna, presidente de Fedeco.

En este sentido se considera esencial la elaboración de un plan de impulso y desarrollo del sector. Un plan que, por una parte, evite la tendencia al cierre de locales, que hoy por hoy, no se ha disparado tal y como se tenía a la espera de los meses más duros del año.

Igualmente se pretende que en este documento se defina el desarrollo de los centros comerciales en las distintas localidades de la provincias.

Y, también como un elemento que Fedeco considera esencial, se apoye de forma decidida desde la administración a la digitalización y el desarrollo de la venta por internet por parte del pequeño comercial, en cuanto que éste no tiene capacidad para competir con los medios de los que disponen las grandes empresas nacionales e internacionales del sector. Este tipo de venta, y más en esta época de pandemia, está incrementando su porcentaje de negocio, algo que se quiere aprovechar, aunque sea en parte, desde el comercio tradicional.

"Apostamos por nuestro entorno más cercano pero, también, por vender en áreas próximas como forma de mejorar el negocio", concluye Manuel Luna.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios