Coronavirus en Cádiz

El comercio de extramuros no descarta su propia oleada de cierres

  • La asociación de comerciantes (ACEX) reconoce que la tercera ola de la epidemia está vaciando los establecimientos

Zona comercial de los soportales de San José. Zona comercial de los soportales de San José.

Zona comercial de los soportales de San José. / Julio González

Aunque la crisis del comercio se recrudece en el casco histórico, debido en buena parte a la marcha de las tiendas de la multinacional Inditex, la actividad comercial en extramuros está sufriendo también las consecuencias de la situación económica y sociosanitaria. La presidenta de ACEX (Asociación de Comerciantes de Extramuros), Alicia Reyes, reconoce que “no tenemos la difícil situación del comercio del centro, pero está siendo duro y más adelante no descartamos que se produzcan cierres, pues pocos van a poder aguantar esto como la cosa no cambie”. Y es que “sin ingresos los autónomos no podemos vivir. Me cuesta decirlo, me duele escuchármelo, pero puede ser horrible”.

La tercera ola del coronavirus ha golpeado de nuevo a un sector que había respirado con la Navidad. “Está todo muy parado desde que acabaron las fiestas, pero esta semana se está notando más todavía que no hay gente en la calle, ni siquiera en los comercios que venden artículos de necesidad”, indica Reyes. La temporada de descuentos tampoco está incidiendo positivamente. “Ni las rebajas están atrayendo a clientes. Estar abiertos sin público es duro. Los clientes se están quedando en casa, como es lógico, porque tienen miedo”, destaca. Y advierte que “ahora viene lo más complicado para el comercio. A ver cómo llegamos a la primavera y si mejora la situación sanitaria, poder remontar”.

“Necesitamos más ayudas, porque si muere el comercio, se muere la ciudad”

Las previsiones no son halagüeñas. Según Alicia Reyes “el mes que viene puede ser peor. Sobre todo para el sector textil, porque febrero es un mes en tierra de nadie: la ropa de abrigo ya se ha comprado y la de verano todavía no se vende. Y, para colmo, otra vez sin Carnaval, sin Semana Santa y sin bodas, bautizos y comuniones. Solo se vende ropa cómoda para estar en casa”.

Entiende la presidenta de ACEX que “estamos todo el mundo en esta delicada situación, muchos sectores, pero en el comercio necesitamos más ayudas, porque si se muere el comercio, se muere la ciudad”. Al menos, la ola de frío ha salvado en parte a las tiendas de ropa. “Las navidades no fueron tan malas como esperábamos, gracias a los gaditanos, gracias a esos vecinos que no solían comprar en nuestros comercios y que echaron un cable para que pudiésemos salvar los negocios. Se han volcado, eso hay que decirlo”, concluye Alicia Reyes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios