Cádiz

Las cifras del vía crucis diocesano

  • El Obispado presenta el cartel del acontecimiento cofrade del próximo 7 de julio

Comentarios 4

Dieciséis pasos llegados de nueve localidades distintas de la diócesis festejarán en las calles de la capital el próximo 7 de julio el 750 aniversario de la diócesis. El acontecimiento cofrade del año cuenta ya con su organización prácticamente cerrada, tal y como trasladó ayer el Secretariado de Hermandades en un acto en el que también presentó el cartel anunciador de este acto. Nueve horas y media de procesiones habrá ese día por las calles, desde que a las cinco y media de la tarde salga del Carmen el paso de misterio del Prendimiento hasta que a las tres de la madrugada entre en San Francisco el enorme misterio de la Vera-Cruz de Puerto Real. "Será una gran celebración de la fe por medio de la religiosidad popular", afirmó el delegado episcopal de Hermandades, Juan Enrique Sánchez, con el objetivo de que "las hermandades muestren que son parte activa de la Iglesia", como remarcó luego el director del Secretariado, Alfonso Caravaca.

Las imágenes llegadas desde distintos puntos de la diócesis responden a una selección que se ha basado en tres criterios: "no repetir las imágenes que participaron en el vía crucis que se celebró en 2011 con motivo de la JMJ", "seleccionar imágenes que respondieran a las estaciones del vía crucis y, en la medida de lo posible, con calidad artística e histórica" y "demostrar que la Iglesia sigue siendo amiga de las Bellas Artes y mostrar el arte contemporáneo que también tenemos para poner de relieve que el arte sacro no es del pasado", según explicó el director de la comisión del 750 aniversario, David Gutiérrez. Junto a estos criterios, quiso resaltar Juan Enrique Sánchez la presencia de tres imágenes "de enorme devoción" en sus ciudades, como el Nazareno de Medina, el Gran Poder de La Línea y el Medinaceli de Algeciras. Además de destacar la presencia del Cristo de la Caña, "una imagen que proviene de Gibraltar". A ello se unen las estampas inéditas que se verán el 7 de julio, como el Cristo del Amor de Chiclana acompañado de un grupo escultórico del imaginero Fernando Aguado que proviene de Aspe (en Alicante), la representación de las lágrimas de San Pedro en el misterio de Columna (ya que en la diócesis no existe este misterio que representa esa cuarta estación), o la puesta en escena del Cristo de la Humildad en su paso, muy distinta a la del Domingo de Ramos.

Desde el día 28 empezarán a llegar las imágenes que vienen de otras localidades

Todos los pasos participantes podrán verse por el mismo itinerario desde la calle Nueva hasta la plaza de Candelaria, recorrido que estará cubierto por sillas que podrán adquirirse al precio de 10 euros (salvo en la plaza de la Catedral, que costarán 12 euros) desde el próximo 19 de junio en la sede del Consejo de Hermandades. A las nueve menos cuarto de la noche estará en la esquina de Nueva y Cristóbal Colón el primero de los pasos (el del Huerto de San Fernando), y a las once y veinte de la noche el último (el Resucitado de San Francisco). En la plaza de la Catedral se va a instalar un altar presidido por el Lignum Crucis de la Catedral ante el que se rezará cada estación, estando prevista la primera a las nueve y media de la noche y la última a las doce y cuarto de la madrugada.

En este recorrido común no habrá acompañamiento musical detrás de cada paso (que se interrumpirá a la altura de San Francisco con Sánchez Barcáiztegui, Cristóbal Colón con Cabrera de Nevares o Cuatro de Diciembre con Cristóbal Colón, según por dónde transite cada paso), contándose con tres grupos musicales (la ensemble Stella Maris al inicio de Nueva, otro grupo aún por concretar en el Arco del Pópulo y la coral de la Universidad en la plaza de la Catedral) que acompañarán el tránsito de los cortejos. Las bandas de música se incorporarán de nuevo en la plaza de la Catedral detrás de cada paso, aunque el acompañamiento no se reanudará hasta que cada cofradía no alcance la plaza de Candelaria.

Un máximo de quince parejas de hermanos portando cirio podrá acompañar a cada imagen durante todo el recorrido, formándose así unos cortejos que abrirán una cruz parroquial o alzada y que tras la treintena de hermanos situará el guión o estandarte corporativo, la junta de gobierno y el cuerpo de acólitos. En total, serán alrededor de dos mil las personas que conformen esta procesión extraordinaria que el 7 de julio -dentro exactamente de un mes- recorrerá la ciudad, y para la que las imágenes participantes empezarán a llegar el próximo 28 de junio, estando programados ya diversos cultos y actos en esos días previos al vía crucis diocesano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios