Playas

Los chiringuitos afirman que tienen permiso para mantener las terrazas

  • AECCA se remite a las autorizaciones que les otorgó la Junta ante la petición de la restitución de la legalidad del Ayuntamiento

Una terraza vacía de un chiringuito durante un día invernal. Una terraza vacía de un chiringuito durante un día invernal.

Una terraza vacía de un chiringuito durante un día invernal. / Julio González

Comentarios 2

La decisión del Ayuntamiento de Cádiz de exigir a cuatro chiringuitos que vuelvan a tener una superficie de 150 metros cuadrados no ha sentado bien a los hosteleros, que consideran que cuentan con el permiso oportuno de la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para que las instalaciones ocupen estos espacios mientras que se resuelven las solicitudes para la modificación sustancial de las condiciones de las concesiones a las que estos negocios están sujetos.

Así se expresó ayer el presidente de la Asociación de Empresarios de la Costa de Cádiz (AECCA), José Antonio Medina, que denunció la “fijación” que tiene el Consistorio gaditano con estos restaurantes playeros. El representante de los chiringuiteros afirmó que, aunque todavía no se les ha trasladado el acuerdo al que se llegó en la Junta de Gobierno Local que se celebró el pasado viernes y que afecta a los chiringuitos Nahu Beach, Potito, Beach Club Potito y Tirabuzón, “las autorizaciones en precario todavía están en vigor” debido a que no se emitido por parte de Medio Ambiente la resolución definitiva.

Sobre cómo van a reaccionar al resultado de los expedientes, Medina indicó que “nos hemos enterado de ellos por la celebración de la Junta de Gobierno Local, por lo que vamos a esperar a ver qué términos recogen y, evidentemente, recurriremos y actuaremos en consecuencia en base a lo que dicten nuestros servicios jurídicos”.

Los chiringuitos mantienen que “la Administración competente” en la tramitación de las autorizaciones es la Junta. De hecho, también contesta Medina al concejal de Urbanismo, Martín Vila, sobre las transmisiones de la titularidad de la ocupación del Dominio Público Marítimo-Terrestre que “este hecho no es interpretable”, a pesar de que el Consistorio asegura que no se ha completado el proceso. “El título habilitante por parte de la Administración que lo da lo tienen los concesionarios”, destacó, a la vez que añadió que “es tan fácil como tirar de hemeroteca para ver que en determinadas fases no sólo nosotros hemos entendido que la transmisión ha culminado con éxito, sino también el Ayuntamiento”.

Medina denuncia “la fijación” del equipo de Gobierno con estas instalaciones

Medina aseguró que existe un sentimiento de “agravio” por la actuación municipal en la gestión de este asunto al apuntar que “está sobradamente acreditado que ha permitido terrazas” de mayor tamaño.

Por este motivo, Medina manifestó que “hay fijación por parte del equipo de Gobierno respecto a nuestras instalaciones”. Un hecho que “nos ha llevado a tomar la decisión de plantear la presentación de una demanda” contra el concejal de Urbanismo, Martín Vila, por su actuación en todo este procedimiento.

Con todo, el representante de AECCA consideró que “a nadie se le escapa la idoneidad de las terrazas” de los chiringuitos debido a que “están para mejorar la atención de los usuarios de las playas, por el empleo y porque además están en todos los sitios”.

De hecho, puso de relieve la situación de la cercana localidad de Chiclana, en donde “se ha dejado la vigilancia y hay servicios durante todo el año” con el objetivo de “ensanchar la temporada”. Sin embargo, denunció que “la de Cádiz es una playa urbana clarísima y se quitan los accesos a los usuarios para acosar a las instalaciones”. Un aspecto en el que el presidente de AECCA incidió al recalcar que los chiringuitos “son instalaciones legalmente establecidas” ya que “se les dio la permanencia” tras solicitarla. Por ello, aseveró que con esta decisión se fastidia a los usuarios”. Incluso, declaró que “estamos reponiendo los accesos con nuestros recursos para que los clientes puedan acceder”.

Ante todo esto, Medina comentó que los concesionarios de los chiringuitos “siempre vamos a estar del lado de la ley y de lo que sea justo”. Por esto, afirmó que es “injusta” la situación creada por el conflicto en el que están inmersos los chiringuitos, la Junta y el Ayuntamiento, ya que resaltó que estos negocios son “generadores de empleo y riqueza”, además de resaltar que “ocupan un 0,02% de la superficie de las playas” y prestan “servicio a los usuarios y visitantes”. “La obsesión me parece totalmente desmesurada con el montón de problemas que tiene Cádiz”, sentenció Medina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios