Tribunales

El caso Quaility Food llega a juicio

  • Seis acusados se sientan en la Audiencia para determinar si hubo irregularidades en la adquisición de acciones por la Zona Franca

Miguel Osuna, en una comparecencia durante la instrucción de Quality Food. Miguel Osuna, en una comparecencia durante la instrucción de Quality Food.

Miguel Osuna, en una comparecencia durante la instrucción de Quality Food. / Román Ríos

Comentarios 0

Después de que hayan pasado 15 años desde que se presentara la primera denuncia en los juzgados por la entonces fábrica alimentaria Quality Food; tras una instrucción larguísima y con múltiples giros en la trama; y después de muchas páginas en los periódicos y de una utilización política del asunto, ha llegado la hora de la verdad y desde las diez de la mañana de este martes tendrá lugar el juicio en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

Básicamente, el caso que se juzga hoy es si en el proceso de adquisición de acciones de Quality Food por parte de Sogebaq, una empresa que pertenecía al holding de la Zona Franca, hubo irregularidades, entre ellas si se pudo ocultar información al comité ejecutivo del Consorcio, que se compraran los títulos a un precio muy superior del que realmente valían, y si por parte del entonces propietario, Manuel García Gallardo, se produjo una estafa y se engañó a la Zona Franca, tal y como mantiene el acusado Miguel Osuna, que era delegado del Estado de la Zona Franca cuando se realizó esta operación.

La jornada empezará con las cuestiones previas y se puede producir un receso en el que se puede producir un último intento de que haya un acuerdo entre las partes para cerrar el caso con una conformidad, por lo que no habría juicio ni tampoco opción al recurso.

Por parte de la Zona Franca se sientan en el banquillo de los acusados el citado Miguel Osuna y el que fuera jefe de su gabinete, José Manuel Fedriani. A ambos se les acusa de un delito continuado de malversación de caudales públicos y de fraude a la administración por cómo gestionaron la compra del paquete mayoritario de acciones de la corporación alimentaria en el año 2003. Para ambos la Fiscalía pide una pena de diez años de prisión y 26 de inhabilitación para cargos públicos.

Se les acusa de que ocultaron información al comité ejecutivo y que se llevó a cabo una ampliación de capital que trajo graves consecuencias para el erario público y beneficios para los propietarios de la empresa, la familia García Gallardo.

El que fuera fundador de Quality Food, el isleño Manuel García Gallardo, se tiene que enfrentar a una petición de pena de prisión de 16 años y siete meses por delitos que van desde la estafa, el societario, la falsedad en documento mercantil, apropiación indebida y malversación, aunque este último en grado de cooperador necesario.

Para su madre, Ana Gallardo Ramírez, también se solicita una pena de prisión levemente a la de su hijo, en total 14 años y siete meses.

Otros dos acusados en esta historia son el ex director de una sucursal bancaria de San Fernando con la que trabajaba García Gallardo y que, presuntamente, expidió unos certificados bancarios que acreditaba que el empresario había efectuado el desembolso por sus acciones, cuando realmente no lo hacía. Para él, Víctor Ocaña Ferreiro, se solicitan seis años.La última de las personas que estarán este martes en el juicio es Rafael Borrego Patrón, administrador de algunas sociedades que, según la Fiscalía, actuaba como testaferro de Manuel García Gallardo. Para él la Fiscalía pide dos años y ocho meses por falsedad en documento mercantil y por un delito societario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios