Cádiz

El carril bici, la puntilla para Emasa

  • El ex presidente José Blas Fernández teme que la pérdida de plazas de zona azul suponga un duro revés para el futuro de la empresa municipal Ha solicitado un informe de la situación

Comentarios 12

El giro hacia una ciudad "cómoda, agradable, accesible, sostenible y saludable" -como valoraba hace unos días la delegada territorial de Fomento de la Junta, Gemma Araujo- puede traer consigo un golpe mortal para una de las empresas municipales. La voz de alarma la ha lanzado el ex presidente de Emasa, la firma dedicada a los aparcamientos gaditanos, José Blas Fernández, quien vaticina que la implantación del carril bici va a suponer "la puntilla para Emasa". Pone el acento el concejal del Ayuntamiento, responsable hasta hace unos meses de la gestión de esta empresa municipal, en la eliminación de hasta 875 plazas de aparcamiento a lo largo y ancho de la capital para disponer del espacio reservado a los ciclistas, según el acuerdo alcanzado hace unas semanas por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía para ejecutar, al fin, el Plan Andaluz de la Bicicleta.

Fernández indica que una buena parte de esas casi mil plazas de aparcamiento que pierde Cádiz "son de zona azul", lo que llevará consigo una merma en los puestos de trabajo que tiene a su cargo Emasa. "A menos plazas de zona azul, menos vigilantes", resume el ex presidente y actual concejal de la oposición. Este asunto cobra además especial relevancia si se tiene en cuenta el dato aportado por Fernández: "el 80% de los ingresos que recibe Emasa vienen dados de la zona azul".

Ante la situación que el concejal vaticina para los próximos meses en una de las empresas municipales, ya ha solicitado la convocatoria de un consejo de administración en Emasa que aborde en exclusiva este proyecto de implantación del carril bici y todas sus consecuencias. Y es que, entre otros interrogantes, Fernández se pregunta si Emasa "conoce el estudio del carril bici" y, peor aún, "si se ha elaborado algún tipo de informe o estudio sobre la situación que se va a generar y cómo se va a proceder al respecto".

Fernández ya tuvo ocasión de sacar a relucir este asunto durante el consejo de administración que se celebró esta misma semana, donde "se ha reconocido que va a ser un problema" -llega a afirmar el edil-, por lo que solicita ahora una nueva convocatoria en la que se estudie a fondo esta repercusión que la bicicleta va a tener sobre la zona azul y, con ello, directamente sobre Emasa.

"No estoy contra el carril bici, ni mucho menos. Pero hay que buscar alternativas y creo que esto no se ha hecho", afirma José Blas Fernández, quien al hilo de estas declaraciones se pregunta también que cuáles serán esas bolsas de estacionamiento que anuncia el Ayuntamiento. "En Cádiz tenemos el Campo de las Balas, el Chalé de San Luis... es que no hay más", explica, teniendo como únicas opciones aparentes la zona de la Punta de San Felipe o espacios de Zona Franca, en ambos casos bastante alejadas de la ciudad. "¿O la solución va a ser que la gente pague un parking privado cuando venga a Cádiz? ¿O acaso pretenden que aparquen a la entrada y vengan andando hasta el centro, por ejemplo?", sigue preguntándose el anterior presidente de Emasa.

Con toda esta situación que en juicio de Fernández se generará cuando se eliminen esas 875 plazas de aparcamiento, indica que el 75% del coste de Emasa va dirigido al personal, lo que teniendo en cuenta la previsible reducción de zona azul harían inviable mantener la empresa municipal; o al menos en cuanto a la plantilla actual se refiere.

Además, el concejal del Partido Popular recuerda que en los últimos tiempos de su gestión ya se redujeron en torno a 300 plazas de zona azul "entre espacios reservados a contenedores, a carga y descarga o a minusválidos", por lo que entiende que una nueva reducción tan considerable sería "la puntilla para Emasa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios