Inseguridad en el centro de Cádiz "Se están cargando la plaza de las Flores"

  • Comerciantes y vecinos soportan cada día a un grupo de personas que beben alcohol desde primera hora de la mañana, provocan peleas y hacen sus necesidades en cualquier lugar de la plaza

Imagen de la plaza de las Flores. Imagen de la plaza de las Flores.

Imagen de la plaza de las Flores. / Lourdes de Vicente

Comentarios 27

Es uno de los rincones con más encanto de la ciudad, pero desde hace unas semanas el ambiente está enrarecido. Desde primera hora de la mañana, un grupo de personas que se pasa el día en la calle, se aposta en un banco de la plaza de las Flores para beber alcohol, pelearse entre ellos o con los comerciantes y vecinos de la zona, hacer sus necesidades donde creen conveniente y ensuciar el entorno.

Una situación desagradable que ya ha provocado que tanto Policía Local como Policía Nacional intenten controlarla pero, vistos los resultados, sin demasiado éxito. Un lugar tan atractivo para el turista y tan transitado por los gaditanos, se está convirtiendo casi en una 'zona de guerra' en la que hay que pasar con cuidado. Pero si alguien sufre la presencia constante de este grupo son los vecinos y comerciantes, que están pensando recoger firmas para intentar acabar con la situación.

Los comerciantes de la zona están hartos. No quieren dar sus nombres por temor a represalias, pero no dudan en afirmar que "esto es horroroso. Se llevan bebiendo todo el día, desde las 8 de la mañana que llegan. Cuando se van pueden dejar fácilmente en el banco 10 o 12 litronas", dice una veterana empresaria. "Incluso trapichean con drogas a la vista de todos y se orinan detrás de los puestos. Las peleas entre ellos son constantes y aunque llamamos a la policía, no hacen nada. Todo esto nos está afectando a las ventas, ya que la gente ni se acerca. Nunca había visto la situación así".

Una dependienta de un negocio de la plaza, confirma que "se llevan todo el día bebiendo, peleándose, cantando, gritando... Los cambios de humor son habituales. Da muy mala imagen de una plaza que es una zona de paso de mucho turismo".

Otra comerciante sigue la misma línea. Está deseando hablar aunque tampoco quiere dar su nombre. "Esto es un disloque. Desde las 8 de la mañana, todos borrachos perdidos. La policía viene, le piden los papeles pero no les tiran las bebidas ni les ponen multas por beber en la calle, cuando a mi nieto por beberse una cerveza en La Caleta lo multaron. Esto es una vergüenza. La plaza de las Flores se la están cargando". Un familiar de esta comerciante corrobora todo lo que ésta afirma y añade que "hay broncas a cada momento, hacen sus necesidades en las esquinas de los puestos, como si esto fuera un WC portátil. Incluso llegan a dormir en el banco y trapichean con drogas. Ponen a los perros sueltos a beber o bañarse en la fuente donde luego meten las manos los niños pequeños". La comerciante sostiene que "nunca habíamos vivido una situación así. Tenemos miedo de decirles algo, porque encima te amenazan. A ver si el Kichi hace algo, porque en vez de la plaza de las Flores va a ser la plaza de los borrachos".

Los comerciantes denuncian que les insultan, les amenazan y que están perdiendo clientes

Y es que parece que la situación es insostenible. La propietaria de un negocio subraya que "no estoy en contra de nadie, pero aguantar a esta gente es imposible. Se mean, se pelean, se drogan, beben a todas horas... Nos afecta a los comerciantes y al turismo y es un mal ejemplo para los niños. Es muy incómodo estar pendiente del cliente y de lo que ocurre ahí. Te cortan la vía y la gente no quiere pasar por aquí".

Los trabajadores de uno de los bares cercanos a esta plaza aseguran que también les han amenazado. "Te tiran cosas, gritan a los clientes, nos insultan. No entiendo cómo en un sitio tan turístico se permite que esto pase. Con lo bonita que es esta zona, se la están cargando". Una empleada dice que hasta llegan a acosar a los turistas. "Yo he visto como iban detrás de una extranjera, y hasta que no le han sacado la pasta, no la han dejado tranquila. Nunca habíamos visto una situación tan grave como la que vivimos ahora", finaliza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios