Seguridad | La situación de la movida nocturna

Las capitales andaluzas optan por suprimir los botellódromos

  • Las principales ciudades de Andalucía no cuentan con lugares al aire libre para beber o se encuentran en sitios alejados

Granada ha transformado su botellódromo en pistas deportivas. Granada ha transformado su botellódromo en pistas deportivas.

Granada ha transformado su botellódromo en pistas deportivas. / Guille Martínez

El caso de Cádiz se ha convertido casi en una excepción en comparación con el resto de Andalucía sobre cómo se ha aplicado la Ley Antibotellón. Los efectos positivos de esta normativa son innegables. La capital gaditana cuenta con un botellódromo en la Punta de San Felipe, mientras que en otras capitales andaluzas se ha optado por no reservar espacios para poder beber al aire libre o, simplemente, se han colocado en las afueras de la ciudad, lo que ha servido de efecto disuasorio para los jóvenes. Esto ha hecho que no acudan a estas zonas, lo que ha provocado que ni siquiera se tengan que montar dispositivos de seguridad.

Así lo tiene constatado la Policía Local de Cádiz, que ha elaborado un informe tras ponerse en contacto con otros cuerpos municipales para conocer la situación de la movida nocturna en sus municipios con el objetivo de intentar tomar cartas en el asunto por la situación que se vive en la capital gaditana.

Así, entre las conclusiones se señala que Cádiz es la única capital andaluza que mantiene un botellódromo con un dispositivo policial fijo para evitar que se produzcan reyertas.

Capitales como Sevilla, Málaga, Granada, Almería y Huelva no cuentan con zonas reservadas para que se puedan consumir bebidas alcohólicas al aire libre. Por ello, en estas ciudades la Policía Local se dedica a denunciar a todas las personas que hacen botellón en cualquier lugar en donde se pueda molestar el descanso de los vecinos. Asimismo, el fenómeno de los microbotellones repartidos por distintos lugares no se ha convertido en un problema, por lo que se ha podido controlar.

Jaén y Córdoba cuentan con espacios en las afueras, pero no es necesaria su vigilancia

Por su parte, Jaén mantiene un botellódromo en el recinto ferial. Al estar situado en las afueras de la ciudad no acuden muchas personas a beber en este lugar los fines de semana. Por ello, la Policía Local no monta un dispositivo permanente en este espacio, por lo que las patrullas que están en servicio durante la noche solo acuden de manera intermitente o cuando se produce alguna llamada por algún suceso que se haya producido.

Por último, Córdoba llegó a montar tres botellódromos en 2007 para dar cumplimiento a la Ley Antibotellón. Sin embargo, los dos que se situaron en el centro de la ciudad se suprimieron por las diferentes reyertas que se produjeron en estos lugares. La más grave fue el asesinato a un joven de 22 años al recibir varias puñaladas en octubre de 2011. En la actualidad, solo se mantiene activo el que se encuentra en la zona de El Arenal, pero a él no acuden muchas personas los fines de semana, por lo que no cuenta con un dispositivo de vigilancia.

En la provincia, localidades como Algeciras, Chiclana o San Fernando sí cuentan con botellódromos, pero la escasa afluencia de jóvenes hace que la Policía Local no tenga que velar por la seguridad de estas zonas con un servicio permanente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios