El Paseante

Con la bolsa en el bolsillo

  • Una nueva ley obliga desde este mes a los supermercados a cobrar las bolsas de plástico · Los usuarios han optado por llevar las suyas propias, un carrito o transportar la compra en las manos

LO llevaban anunciando unas semanas mediante carteles. A partir del 3 de mayo, los supermercados Supercerka y Supercentro iban a cobrar las bolsas de plástico. Estos establecimientos comerciales eran los últimos de la ciudad que quedaban sin cobrarlas, pero una nueva ley que crea y regula el impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso en Andalucía les obliga a hacerlo. La finalidad es, según indica la Junta, medioambiental.

Muchos de los usuarios se quejan de esta medida. "Algunos dicen que es una vergüenza, que ya pagan demasiados impuestos como para pagar también las bolsas. Se quejan demasiado, como si nosotros tuviéramos la culpa", comenta Natalia, cajera del Supercerka de la avenida Ana de Villa, quien explica que han empezado vendiendo a cuatro céntimos de euro unas bolsas reutilizables, de 15 usos, "más grandes y resistentes que las anteriores".

Una clienta que está pasando por caja opina que no deberían cobrar las bolsas, mientras saca una de tela de su bolso. "Ya no hay más remedio que llevar siempre una bolsa encima", expresa.

Natalia cree que antes los usuarios abusaban. "Si cada persona se concienciara y sólo se llevara las bolsas que necesita no habríamos llegado al extremo de cobrar".

La cajera del Supercentro de la calle San Francisco opina lo mismo. "Antes la gente abusaba. Cuando no se cobraban, cogían tres o cuatro bolsas y ahora, cuando se enteran del precio, intentan meter todos los productos en una sola. Y si han comprado pocas cosas, las llevan en la mano", expresa. Cuenta que la gente joven es la que mejor está aceptando esta medida. Mientras habla, un cliente le pide una bolsa. "Sabía que ya se cobraban, pero se me ha olvidado traer una", comenta.

Otros supermercados, como Mercadona o Supersol, tienen varios tamaños de bolsa y de distintos materiales, que cobran a diferentes precios.

A parte del Dia y el Lidl, que nunca dieron bolsas gratis, Carrefour Market fue el primer supermercado que empezó a cobrarlas en Cádiz, a principios de 2010. Ellos las venden a un céntimo y son biodegradables, pero demasiado finas y se rompen pronto, según confiesan algunos empleados. Por eso, la mayoría de los clientes prefieren traer la suya propia, como Yolanda, que, aunque hace uso del servicio a domicilio, lleva una de rafia "para los productos que se pueden estropear". A ella no le parece bien que haya que pagar por las bolsas. "Es una forma más de cobrarte, porque muchos de los productos están envasados en bolsas de plástico, ¿y qué pasa con eso?", se pregunta.

A Elvira, una estudiante de Tarifa, no le parece mal la medida "porque no hace falta gastar tanto plástico. Además, las bolsas de rafia son más resistentes".

Juan acaba de comprar en el Supersol de la avenida Andalucía. Lleva un paquete de pan de molde y pocas cosas más en las manos. "Yo paso de pagar, no estoy de acuerdo con que cobren las bolsas. Me parece que es una estrategia de marketing para ganar dinero. Dicen que es un impuesto para apoyar el ecologismo, pero es para ahorrarse dinero", declara.

En la cola del mismo establecimiento se encuentran Mercedes, su madre y la hermana de ésta. Ellas vienen preparadas con sus carritos, que llenan hasta arriba. Y es que ahora se ven más carritos en los supermercados.

A Nieves, que va con un cochecito de bebé, tampoco le parece bien que se cobren las bolsas. "Si no se deben usar las de plástico, que las retiren, y las de papel o tela sean gratuitas", sostiene. Ella aprovecha la cesta del cochecito para meter la compra dentro.

Los supermercados Dia también han tenido que adaptarse a la nueva ley y, además de las antiguas bolsas, que cobran a 3 céntimos, ofrecen desde esta semana otras reciclables a 5 céntimos. La cajera del establecimiento de la plaza de la Libertad expresa que, aunque la mayoría de los clientes están concienciados, todavía reciben muchas quejas y al que se le olvida traer su bolsa, "compra una a regañadientes", comenta mientras un usuario saca una bolsa del bolsillo para meter los "mandados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios