Urbanismo

La 'futura' avenida de Astilleros tendrá dos rotondas y costará 10,5 millones

  • El Ayuntamiento presenta el proyecto de urbanización de este kilómetro de viario, que se ensancha hasta los 40 metros y en el que convivirán coche, bici, autobús, tren, tranvía y peatón.

Una avenida prácticamente el doble de ancha que la actual, con aceras más amplias, con dos carriles de circulación en cada sentido, donde el coche, el autobús, la bicicleta, el tren, el tranvía y el peatón convivirán y con dos rotondas. A muy grosso modo, ese es el proyecto de reurbanización de la avenida de Astilleros que ayer dio a conocer el Ayuntamiento. Los distintos proyectos que están a punto de empezar a tomar forma en ese entorno que sufrirá una gran transformación en los próximos años obligaba a la administración local a contar ya con el diseño de ese kilómetro de vía que conecta con el casco histórico.

Fruto del acuerdo entre todas las administraciones implicadas -Adif, Ayuntamiento, Renfe y Junta de Andalucía- se ha logrado ensanchar la actual avenida, hasta alcanzar los 40 metros, lo que permitirá incluir todos los usos y espacios necesarios.

Así, se dotará a la avenida de acerado a ambos lados "con ancho suficiente" que permitirá también la instalación de las paradas de autobuses urbanos, con sus marquesinas, de iluminación suficiente así como la plantación de árboles.

Junto al acerado más próximo a los Astilleros se habilitará el carril bici, que conectará con el que discurre por la Avenida de la Bahía y que cruzará también el barrio de Astilleros y que al llegar a Plaza de Sevilla deberá seguir por Canalejas hasta la avenida del Descubrimiento.

La calzada contará con dos carriles de circulación en cada sentido. Aunque en la plaza de Sevilla se mantiene un solo carril para cada sentido. Esto obligará a que la circulación pase de dos a un solo carril al final de la Avenida de Astilleros, a la altura del acceso al puerto pesquero.

En el centro de la calzada se habilitará la plataforma para la circulación del tranvía, que contará con cuatro metros de anchura. Sobre esto, la alcaldesa matizó que se ha incluido en el proyecto aunque a día de hoy el tranvía cruzando el nuevo puente es algo "que está muy en el aire". Por tanto, se dejará el espacio pendiente nada más de habilitarlo en su momento al paso del tranvía.

Pero lo que más llama la atención del plano presentado ayer por Teófila Martínez es la incorporación de dos rotondas en esa avenida, que se sumarán a la ya existente actualmente delante del parque de Bomberos, en el entronque de esta avenida con la de Las Cortes de Cádiz. Una de las rotondas coincide con el acceso a los astilleros. Y la otra se ubicará a la altura de la estación de autobuses (más próxima a la plaza de Sevilla).

También se han diseñado, como es lógico, las salidas e incorporaciones a la avenida para el aparcamiento subterráneo que Emasa construirá en el tramo colindante a Plaza, para la estación de autobuses que en breve comenzará a construirse por parte de la Junta o para la futura terminal de contenedores, además de los astilleros. A todas ellas se unen también dos cruces ferroviarios: uno para conectar con el tranvía procedente del puente y otro para llevar el tren a esa terminal de contenedores antes mencionada.

Todo ello tendrá un coste estimado de 10,5 millones de euros. Y la ejecución en principio se plantea en dos tramos diferenciados, el primero desde bomberos hasta la estación de autobuses y el segundo de ahí al acceso al muelle pesquero.

Pero antes de nada, lo que hay que hacer es demoler el actual muro que separa los terrenos ferroviarios de la avenida y trasladar todos los sistemas generales de agua, electricidad, comunicaciones... a su emplazamiento definitivo. Una actuación esta bastante costosa, que rondará el 10% de la inversión total y que será la que definitivamente marque el inicio del resto de la reurbanización prevista. Y junto a este traslado de los suministros y canalizaciones, también comenzará en breve la conexión de las vías del ferrocarril con el puerto gaditano.

Estas actuaciones marcarán todo lo que está por venir en ese entorno, como la construcción de la estación de autobuses, de la gasolinera, del aparcamiento subterráneo de Emasa o de los edificios para equipamiento público que se colocarán delante de la lonja pesquera y que permitirá derribar la Casa del Mar y el edificio anexo.

En el papel, por tanto, está todo debidamente proyectado para tener esa nueva avenida con todos los servicios. ¿Pero cuándo podrá ser una realidad esa avenida de Astilleros? "Es muy difícil decirles cuándo va a estar así como aparece en el plano", reconoció ayer la alcaldesa tras presentar este ambicioso y costoso plan que se ha concebido con tres gobiernos distintos en Madrid (Aznar, Rodríguez Zapatero y Rajoy).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios