Balance de la Gran Regata 2016

Sin apoyo institucional

  • El alcalde lamenta la escasa colaboración de la Junta y de Diputación con la regata y deja en el aire la posibilidad de que la ciudad vuelva a solicitar ser sede de un evento así en el futuro.

El Ayuntamiento se ha visto prácticamente solo para organizar la regata de grandes veleros que ya avanza camino de La Coruña. El éxito del que se presume en San Juan de Dios y que en líneas comparte toda la ciudad no esconde la que posiblemente haya sido la cara más amarga del evento del pasado fin de semana: la escasa colaboración institucional para el desarrollo de un acontecimiento de tal calibre. El alcalde de la ciudad, José María González, alzó ayer la voz para lamentar el poco apoyo que han recibido del resto de administraciones para la regata de 2016.

Recordó González que la Junta de Andalucía se sumó al evento aportando 15.000 euros -después de una aportación inicial de solo 5.000 euros que se incrementaron a raíz de una petición municipal para que la colaboración fuera mayor, según reconoció ayer el propio alcalde- y que la Diputación aportó otros 10.000 euros. Unas ayudas bastante pequeñas si se tiene en cuenta que el montante final de la regata rondará los 900.000 euros, según información proporcionada ayer por el alcalde.

A esta diferencia entre el coste de la regata y las ayudas institucionales se unen también los precedentes que ha tenido este tipo de eventos. En este punto, José María González volvió a recordar que por primera vez el Ayuntamiento tuvo que hacer frente este año al pago de una tasa por el uso del suelo portuario y el atraque de los barcos; o informó de que en la última regata la Junta de Andalucía aportó 90.000 euros, y no los 15.000 euros de 2016. Y tampoco olvidó González que pese a las peticiones elevada a la Subdelegación del Gobierno, Renfe no ampliara el horario del servicio de Cercanías los días de la regata (lo que se entiende que hubiera facilitado que muchos gaditanos de la provincia acudieran sin coche al muelle de Cádiz).

"El resto de administraciones debe arrimar el hombro ante un próximo evento", concluía ayer el alcalde. Un próximo evento, una futura regata, que por el momento el Ayuntamiento no ha planteado. A esta falta de apoyo se une que el equipo de gobierno quiere evaluar en los próximos días con detalle tanto el impacto económico de la celebración como la labor que las distintas delegaciones municipales han ido haciendo de cara a la organización, por lo que por el momento no se ha tomado ninguna decisión respecto a proponer a Cádiz como puerto de escala de alguna futura regata de grandes veleros.

"Si optamos por apostar para una próxima regata, es importante que contemos con la implicación del resto de administraciones. Porque hay cosas que no son de izquierda ni de derecha, son cosas de la ciudad y todos tenemos que remar en la misma dirección", reclamó José María González.

Pese a estas reclamaciones elevadas en el día de ayer, el alcalde no ocultó su satisfacción porque "la parte que le compete al Ayuntamiento de la celebración no nos cabe más que calificarla como de rotundo éxito". No obstante, es una completa incógnita a día de hoy que la ciudad vaya a contar en el futuro próximo con una nueva regata de grandes veleros atracando varios días en el puerto de la ciudad, ante un Ayuntamiento que reclama más apoyo institucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios