Zona Franca de Cádiz El escaparate del polígono exterior

  • El proyecto de la Zona Franca para el solar de la antigua Ibérica Aga echa a andar

  • La próxima semana se dispondrá ya de un contenedor piloto para la comercialización

  • El nuevo complejo recibirá el nombre de Zona Base

El espacio empresarial que la Zona Franca está desarrollando en los antiguos terrenos de Ibérica Aga en el polígono exterior se llamará Zona Base. Según informa el Consorcio, la marca da nombre a lo que va a ser “un centro de innovación y expansión tecnológica y pretende trasladar al sector empresarial lo mejor de Cádiz, todo su potencial”.

La creación de la marca forma parte del proceso de precomercialización en el que Zona Franca está trabajando ya junto a tres empresas gaditanas “como parte del compromiso de hacer partícipe de este proyecto al sector tecnológico y digital de la provincia. A juicio del Consorcio, esta precomercialización servirá para captar las necesidades reales de los futuros clientes y adaptar el producto final a la demanda real.

El público al que va dirigida Zona Base son empresas tecnológicas e innovadoras (diseño, comercio on-line, animación, realidad virtual…). Los interesados contarán la próxima semana con la existencia de un contenedor piloto que muestre todas las prestaciones del proyecto. Al mismo tiempo, se pondrá en marcha en las próximas semanas un servicio de atención al cliente con un teléfono y un correo electrónico que recogerá las opiniones y sugerencias mediante una encuesta para que el proyecto se construya atendiendo la demanda de los potenciales clientes. La web de Zona Franca (www.zonafrancacadiz.com) publicará toda la información sobre este proyecto.

La marca ha sido diseñada por la empresa gaditana Rebombo, que ha que querido trasladar con la denominación “Zona Base” el espíritu de un proyecto que pretender ser “base de las ideas” para empresarios tecnológicos y digitales; y también como “la base del futuro” de Cádiz.

La empresa Destino Studio, ubicada en San Fernando, está culminando el diseño del recorrido virtual por el espacio de la parcela de Ibérica Aga, y el interior de los contenedores marítimos, lo que ayudará al proceso de precomercialización.

Tres empresas gaditanas han colaborado en el inicio del programa

Este recorrido virtual se proyectará también en el contenedor piloto que se podrá visitar en los próximos días. En el diseño y fabricación de este contenedor piloto está trabajando la empresa Tincasur, con sede en Puerto Real. Reflejará un nuevo modelo de implantación de empresas, ubicadas en contenedores marítimos, con espacio compartido en el que la planta baja está dedicada al trabajo y la superior, como unidad habitacional.

De esta manera, Zona Base nace contando con empresas gaditanas para su puesta en marcha desde su inicio. El objetivo es seguir contando con compañías de la provincia para sumar un proyecto común, en el que se refuerce la imagen “de la excelencia, pujanza e innovación existente en la provincia de Cádiz”. El Consorcio asegura que está desarrollando “un espacio económico diferente dirigido a empresas de innovación, un espacio productivo en donde tengan cabida empresas innovadoras y tecnológicas en construcciones prefabricadas que se adapten con facilidad a las necesidades de los empresarios, que cambiará por completo la fisonomía de este zona de la ciudad y servirá de ejemplo y experiencia piloto para el resto del polígono exterior”.

El espíritu del proyecto abarca una doble línea. Por un lado, ofrecer espacio adaptado a sus necesidades a empresarios tecnológicos, que requieren un número reducido de metros cuadrados para su labor, pero con un entorno que posibilite un ecosistema emprendedor y favorecedor de sinergias. Por otro, promover la eliminación de la brecha digital en Cádiz y conseguir nuevas oportunidades laborales.

El comité ejecutivo de la Zona Franca dio luz verde el pasado 29 de enero a la licitación de las obras necesarias para llevar a cabo esta actuación, con un presupuesto de 519.361,02 euros (IVA no incluido) y un plazo de ejecución de 4 meses, sobre una superficie total de 10.049 m2, en lo que será el primer eslabón de la recuperación del polígono exterior de la Zona Franca. La obra incluye la reparación del edificio protegido, un edificio de estilo internacional construido en 1968 de 1.225 m2 de superficie e incluido en el Catálogo de Patrimonio Arquitectónico del PGOU de Cádiz, y que se encuentra muy deteriorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios