Universidad de Cádiz

La UCA aporta al año 300 millones a la economía de toda la provincia

  • "Todo lo que se le recorte a las universidades va en contra de la mejora de la ciudadanía", advierte el rector Francisco Piniella

Sede de Ciencias del Mar en el Campus de Puerto Real. Sede de Ciencias del Mar en el Campus de Puerto Real.

Sede de Ciencias del Mar en el Campus de Puerto Real. / D.C.

Pendiente de que las administraciones cumplan con sus nuevos compromisos con la sanidad pública, tras descubrirse por los efectos de la pandemia del coronavirus que hacen falta más inversiones en equipamientos y en personal sanitario, queda por ver si las mismas administraciones atienden a las necesidades de otro patito feo: la educación.

Ya se ha visto lo complicado que ha sido la enseñanza telématica, por la falta de medios tecnológicos que tienen muchas familias, a lo que se le une la imposibilidad que tienen muchos centros a la hora de duplicar aulas y reforzar la plantilla ante el nuevo curso.

Junto a ello, las universidades, siempre escasas de dinero, sufren ahora los recortes impuestos por las administraciones de las que dependen, necesitadas de fondos extras para afrontar los gastos de la pandemia. Desde la UCA su rector, Francisco Piniella, lanza un mensaje de alerta y, también, de evidente malestar.

"Todo lo que se recorte a la Universidad va a en contra de la ayuda que necesita la economía y el conjunto de los ciudadanos", aportando un dato más que contundente: la Universidad de Cádiz mueve 465 millones de euros al año en el conjunto de la provincia (obras, compras, actividades, inversiones, empleo...).

Teniendo en cuenta que su presupuesto se queda en 165 millones de euros "generamos limpio para la economía de Cádiz 300 millones de euros", una cifra que irá a la baja si no se apoya su crecimiento. Ahí está el incierto futuro de la Facultad de Ciencias de la Información.

Junto a ello, la UCA genera unos 6.000 puestos de trabajo entre sus cuatro campus, siendo por ello una de las grandes empresas de la provincia, lo que supone un 2% del empleo en la zona.

"Los dirigentes políticos siempre dicen que la línea roja que no se puede saltar en cuanto a los recortes presupuestarios está en la educación y la sanidad. Pues al final siempre se lo saltan, cuando deberían de apostar por la ciencia, por el conocimiento, por la investigación. Deberían de apostar por las universidades", reclama con contundencia Francisco Piniella.

Tiene claro el rector que "cortar las alas a las universidades es de una clara miopía política, especialmente cuando tienen un papel tan relevante para la economía y el desarrollo de toda la región. Gastarnos el remanente, como pretende la Junta, puede poner en peligro incluso la estabilidad de algunas de estas instituciones", advierte el rector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios