Cádiz

Tiempo Libre ya se puede tirar para construir el hotel

  • El Consejo Consultivo aprueba el cambio en el PGOU, la última traba para sacar adelante esta operación

  • Rechaza, sin embargo, el uso hotelero en los edificios de Telefónica

La antigua Residencia de Tiempo Libre ocupa un espacio relevante en el Paseo Marítimo. La antigua Residencia de Tiempo Libre ocupa un espacio relevante en el Paseo Marítimo.

La antigua Residencia de Tiempo Libre ocupa un espacio relevante en el Paseo Marítimo. / julio gonzález

Comentarios 1

Vía libre para el derribo ya de la antigua Residencia de Tiempo Libre de Cádiz y la posterior construcción, en el mismo solar, de un hotel gestionado por la iniciativa privada.

El Consejo Consultivo de Andalucía ha dado su autorización a la modificación del Plan de Ordenación Urbana, PGOU, que fue consensuada entre el Ayuntamiento de la capital y la Junta para ampliar el uso hotelero a la totalidad de esta parcela, eliminando la zona destinada a oficinas previsto en el Plan de 2012.

El Ayuntamiento tendrá que ver ahora si modifica de nuevo el Plan para Telefónica

El informe del Consejo Consultivo es vinculante, por lo que la administración regional, propietaria del edificio, ya no tiene ningún paso pendiente que dar para proceder al derribo de Tiempo Libre y el inicio del proceso de adjudicación del futuro hotel que se levantará en la considerada como milla de oro del Paseo Marítimo de Cádiz.

La modificación del PGOU en este terreno fue planteada por la propia Junta de Andalucía. Curiosamente, el Plan de Ordenación incluía en Tiempo Libre todo lo que la administración regional había solicitado al Ayuntamiento, incluido una parte de suelo administrativo. Aprobado el Plan, se cambió de opinión y se negoció con el municipio esta modificación que, hoy, sale definitivamente adelante.

Lo cierto es que el proceso administrativo ha sido complicado. El inicio de la modificación del PGOU se produjo en pleno proceso de cambio político en San Juan de Dios, con la salida del PP y la llegada al poder de la coalición Podemos-Ganar Cádiz. El nuevo gobierno de izquierdas se mostró inicialmente reticente a perder un equipamiento social como la Residencia de Tiempo Libre en favor de un centro hotelero privado, aunque finalmente asumió la necesidad de esta operación, incluyéndola en un acuerdo firmado en día por el alcalde, José María González, y la presidenta de la Junta, Susana Díaz.

El documento del PGOU que ahora se modifica destinaba, sobre una parcela de 7.349 metros cuadrados, 15.000 metros útiles para uso hotelero y 10.000 para administrativo. El cambio reduce la carga constructiva pues el exclusivo uso hotelero se quedará en 20.000 metros cuadrados. Junto a ello se incluye una cesión de suelo para espacio libre con una superficie de 1.394 metros cuadrados que se destinará a la apertura de una calle pública entre el complejo residencial Reina Victoria y el futuro hotel, abriendo de esta forma una nueva conexión para unir el Paseo Marítimo y la calle Muñoz Arenillas.

Una vez que la modificación del PGOU cuenta ya con todas las bendiciones legales posibles, la intención de la Junta de Andalucía es acelerar al máximo todo el proceso para la enajenación del suelo. Ya se está trabajando en el pliego de condiciones para sacar a concurso el futuro hotel. Desde que se planteó el derribo de la Residencia de Tiempo Libre, que cerró hace más de una década por problemas estructurales, la Junta siempre ha afirmado que hay un evidente interés de cadenas hoteleras por quedarse con este suelo. Aunque es cierto que la ciudad lleva años escuchando mil promesaS sobre la llegada a la capital de nuevos hoteles, el terreno que ahora sale al mercado es uno de los más golosos de la capital, y el de mayor el superficie para este tipo de equipamientos.

Algunos colectivos ciudadanos han rechazado este nuevo uso y han reclamado la continuidad en Cádiz de la Residencia de Tiempo Libre, por su evidente papel social y porque la capital es la única de la región que se queda sin este equipamiento. La Junta ha defendido el valor económico y laboral que va a tener el futuro hotel privado que se instale en esta zona.

A la hora de aprobar esta modificación, el Consejo Consultivo ha analizado el cumplimiento de todos los trámites administrativos, la presentación de la documentación requerida y, sobre todo, la previsión de medidas compensatorias. Todo positivo.

Pero si el Consejo Consultivo da un claro espaldarazo a esta operación urbanística impide otra también relacionada con el desarrollo hotelero de la ciudad y propiciada por Telefónica de España.

La modificación del PGOU planteada por el Ayuntamiento incluía también una novedosa modificación con un cambios sustanciales para los usos de dos edificios muy emblemáticos de la ciudad, ambos propiedad de la compañía telefónica: uno, la Torre Tavira 2, popularmente conocida como el Pirulí y que es uno de las imágenes más destacadas del skyline de la ciudad; el otro, la histórica central de la calle Ancha.

En ambos casos la propiedad planteó al Ayuntamiento su interés por darle un uso hotelero. El Pirulí se ubica en el mismo Paseo Marítimo, a pie de la playa de Santa María del Mar, mientras que la central telefónica ocupa uno de los edificios con una arquitectura más potente en la calle Ancha, una de las calles más céntricas del casco histórico de la capital.

En el primero de los edificios, el techo edificable ya consolidado se sitúa en 1.654 metros cuadrados, mientras que en Tavira 2 la cifra se eleva a 4.500 metros cuadrados.

Si en el caso de Tiempo Libre el Consejo Consultivo no ve ningún impedimento, en el que se centra en los edificios de la Telefónica los inconvenientes son muy claros, hasta el punto de rechazar la modificación del PGOU pedida por el Ayuntamiento. El organismo regional afirma: "Se pretende asignar un uso hotelero, concretamente el denominado hospedaje, incluyendo el uso de actividades económica. Esta pretensión constituye un manifiesto cambio desde uso dotacional sin lucratividad a lucrativo, y ello obviando cualquier medida compensatoria. La diferencia entre un uso y otro es evidente, y la presencia de lucratividad en uno y su ausencia en otro también", constata.

Es rotundo el Consejo Consultivo al apreciar en esta operación "un claro fin especulador que beneficia a la citada mercantil. No tiene fundamento jurídico la pretensión de equiparar las infraestructuras de servicios urbanos al hospedaje".

Recuerda el informe del Consejo que ya en 2011, cuando concluyó la elaboración del PGOU que ahora se quiere modificar, se podía haber introducido este cambio, lo que no se hizo.

"Acometer el cambio de uso mediante una modificación puntual requiere sin duda alguna medida compensatoria, y no solamente el importe económico que se haya convenido con el Ayuntamiento en concepto de participación en las plusvalías generadas en el convenio suscrito con Telefónicas. Tales plusvalías y su abono al ente local son un concepto diferente al del interés público que representan los equipamientos y el mantenimiento de los mismos de forma equilibrada en la ciudad, y no pueden ser soslayado mediante esta innovación", advierte este organismo.

Una vez dictaminado desfavorablemente el uso hotelero en los suelos de Telefónica y teniendo en cuenta que este informe del Consejo Consultivo es vinculante, el Ayuntamiento tiene ahora dos posibilidades. Una es olvidarse de la modificación y dejar las cosas tal cual están. La otra es atender a las disposiciones planteadas por el Consejo y presentar un nuevo cambio en el PGOU solventando todos los inconvenientes encontrados.

Sin problema para San Luis, La Martona y Puntales

La modificación del PGOU de Cádiz planteada por el Ayuntamiento, tras los acuerdos cerrados con la Junta tras la entrada en vigor del documento urbanístico, también incluyen otras operaciones analizadas igualmente por el Consejo Consultivo y que han obtenido el visto bueno de este organismo.Todas estas operaciones afectan a suelo en su mayor parte propiedad de la Junta que se encuentran sin uso, en su mayor parte, desde hace años.

Entre todos destaca, porque lleva sin aclararse su uso desde hace más de tres décadas, el terreno del chalé de San Luis, la última gran parcela libre en la principal Avenida de la capital. Con una superficie cercana a los 3.000 metros cuadrados, la Junta ha planteado la construcción de un aparcamiento en superficie mientras que el Ayuntamiento ha diseñado un edificio para una biblioteca pública. El cambio del PGOU elimina el uso residencial y lo centra en público administrativo.

El amplio solar en Loreto, con 7.177 metros cuadrados, es otro de los grandes terrenos urbanos sin uso que se eternizan sin cambio alguno. El PGOU proyecta viviendas públicas que con la modificación amplía su superficie a fin de absorber lo perdido en San Luis. Si alguna vez se ejecuta se podrían construir unas 200 viviendas.

En un solar de 3.195 metros cuadrados junto a La Martona, en las inmediaciones del estadio Carranza, el uso final elimina el terciario y se limita a la instalaciones de infraestructuras de servicios y a equipamientos administrativos.

La Junta desechó la construcción en Cádiz de un albergue juvenil. Ya tenía el suelo cedido por el Ayuntamiento en Puntales incluso un proyecto. La mitad de terrenos se destina a viviendas protegidas y el resto a equipamientos. Mientras, en el solar de la Explanada, finalmente se aprueban espacios libres y 400 metros cuadrados de uso comercial. También en Puntales, en el terreno donde iba a levantarse un hotel de gestión privada, se mantiene este uso hotelero pero rebajando ostensiblemente su techo edificable, hasta quedarse en 4.500 metros cuadrados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios