La ex alcaldesa y presidenta del puerto de Cádiz cuenta cómo lleva su encierro Teófila Martínez: "Me siento como un gato enjaulado"

  • La máxima responsable del puerto de Cádiz afirma estar en contacto continuo con su equipo directivo así como con Puertos del Estado

  • "Lo más importante es que llegue ese día en el que, por fin, podamos volvernos a tocar"

Teófila Martínez, en una imagen de archivo, durante su mandato como alcaldesa de Cádiz. Teófila Martínez, en una imagen de archivo, durante su mandato como alcaldesa de Cádiz.

Teófila Martínez, en una imagen de archivo, durante su mandato como alcaldesa de Cádiz. / Julio González (Cádiz)

Confiesa ahora su destierro forzoso que nunca le gustaron ni los besos ni los abrazos vía whatsapp. Teófila Martínez sueña ahora con ese día en el que, por fin, nos podamos volver a tocar, a abrazar y a besar.

Pero la que fuera alcaldesa de Cádiz durante 20 años afirma que lo está pasando mal: "Me siento como un gato enjaulado". "Los que me conocéis os lo podéis imaginar", añade. Y realmente, los que la conocen saben que ella no para. Le gusta hacer hoy lo de pasado mañana, de manera que este destierro forzado por el coronavirus puede estar resultándole una auténtica condena.

Pero ella no cesa de trabajar, aunque sin olvidfar que "lo más importante es cumplir ahora con nuestras obligaciones y quedarnos encerrados en casa".Teófila Martínez afirma estar continuamente en coordinación con su equipo y con el de Puertos del Estado. A su vez, "los presidentes de los puertos andaluces no dejamos de intercambiarnos información de manera permanente y, como no podía ser de otra manera cumpliendo a rajatabla las órdenes que nos llegan desde Puertos del estado".

Pero de vez en cuando tiene algún que otro bajoncillo de ánimo y confiesa que hay ocasiones en las que "me agoto de aguantarme a mí misma".

A pesar de ella, la presidenta del puerto de Cádiz intenta "mantener las rutinas, hablando, comentando cosas en casa, leyendo, pero a veces las informaciones que sacan me preocupan tanto que es una verdadera angustia".

No se ataja la ex alcaldesa al confesar que siempre ha sido "propensa a un exceso de preocupación por los demás". A eso se le llama empatía.

"20 años en la Alcaldía de Cádiz hacen mucho y veo a tantos gaditanos y gaditanas que están pasándolo mal. Escucho y leo cada situación que me hacen sentirme como eso, como un perro o un gato enjaulado".

Pero lo principal es la salud, como se suelde decir minutos después de cada Sorteo de Navidad, pero es cierto. Y eso sí, Teófila Martínez afirma que tanto ella como las personas de su entorno están "todos bien de salud, pero a pesar de ellos hay que seguir siendo respetuosos con lo que nos dictan las autoridades".

"La preocupación es enorme. Estoy loca por ver a la gente y retornar a la actividad de cada día, y ver que las personas pueden continuar con sus vidas". Al final, "aunque somos personas con una serie de responsabilidades públicas, no nos podemos abstraer de lo que está pasando ahí fuera con gente que conocemos y con gente a la que me gustaría poder ayudar de otra manera, pero ahora toca ser responsable".

Ahora, Teófila cree que lo más importante es que llegue ese día "y podamos, por fin, volvernos a tocar". Afirma cariñosamente que "siempre estamos comunicándonos por whatsapp, y creo a partir de ahora todos vamos a querer vernos cara a cara siempre".

Aún así afirma que "los besos y abrazos por whatsapp no me valen. Me gustan más los besos y los abrazos en persona y ahora más. Esos besos son virtuales y muy fáciles de dar a cualquiear".

"Creo que todo esto nos va a llevar a un profundo cambio tanto en lo personal como en lo profesional". La coletilla del final de la entrevisa, telefónica por supuestos, se la dedica a los periodistas "que tienen que estar también al pie del cañón. Qué se cuiden todos mucho. Recuerdos para la profesión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios