Cádiz

Sebastián Álvaro: "La mayoría de las veces, las barreras que tenemos son mentales"

  • El que fuera director de 'Al filo de lo imposible' pronuncia una conferencia en el Palacio Provincial

Sebastián Alvaro, ayer tarde en Diputación.

Sebastián Alvaro, ayer tarde en Diputación. / lourdes de vicente

Derribar mitos o traspasar fronteras geográficas sobrehumanas, alcanzar las montañas más altas o descendera las simas más profundas es más una cuestión mental que física. Esa es la tesis defendida por quien puede hacerlo con tanta autoridad como el que más: Sebastián Álvaro, periodista al que también llaman aventurero, pero sobre el que pesa sobre todo el honor de haber dirigido durante tres décadas uno de los mejores programas de la televisión pública: Al filo de lo imposible.

Precisamente el título de la conferencia que ayer pronunció Álvaro en el Palacio Provincial era el de Derribando mitos. Al filo de lo imposible. La charla se convirtió en una especie de viaje por el tiempo y por algunas de las expediciones de exploradores y conquistadores españoles como Francisco de Orellana, que en una fabulosa expedición del Pacífico al Atlántico descubrió el río Amazonas; como Juan Ladrillero, el primer navegante que cruzó y exploró en las dos direcciones el Estrecho de Magallanes.

Y también relató las extraordinarias vidas y misiones de los expedicionarios románticos británicos, como Shackleton, las acensiones del equipo de Álvaro a cumbres míticas del Himalaya como el K-2. Sebastián Álvaro hizo un relato que dejó enganchado al público y acabó contando el proyecto que acaba de realizar y en el que anda últimamente dedicado: una expedición y ascenso al Naranjo de Bulnes con cinco personas enfermas de esquizofrenia.

Fue esta última experiencia la que reafirmó al conferenciante en el que fue el hilo conductor de su intervención: "Por eso se habla en este discurso de derribar mitos: la mayoría de las veces las barreras que tenemos son mentales, y si derribamos esas fronteras seremos capaces de hacer un montón de cosas".

Álvaro, que fue despedido en 2008 de Televisión Española cuando se produjo el gran recorte de la cadena pública, está empeñado ahora en empresas como esta: "Cada vez me siento más implicado en derribar fronteras como ésta. Podrían parecer algunas más difíciles de alcanzar que las montañas más altas, pero yo estoy convencido de que no es así. El pueblo español es democrático desde luego, y ha demostrado que está entre los más solidarios del mundo, como lo señalan por ejemplo, las cifras que lo sitúan al frente de la donación de órganos. Contribuir a que se conozca que detrás de la enfermedad de los pacientes mentales hay personas como todas las demás es uno de mis trabajos actuales. Y todavía me quedan muchas cosas por hacer", señaló el aventurero y periodista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios