Cádiz

Las Puertas de Tierra de Cádiz se iluminan de azul por el síndrome de sjögren

  • Este jueves 23 de julio se celebra el día mundial de esta enfermedad autoinmune poco conocida que produce sequedad en el organismo

El torreón de las Puertas de Tierra permanecerá iluminado de azul este jueves desde la puesta del Sol hasta el amanecer. El torreón de las Puertas de Tierra permanecerá iluminado de azul este jueves desde la puesta del Sol hasta el amanecer.

El torreón de las Puertas de Tierra permanecerá iluminado de azul este jueves desde la puesta del Sol hasta el amanecer. / Jesús Marín

Con la puesta del Sol, el torreón de las Puertas de Tierra se iluminará este jueves 23 de julio de azul y permanecerá de ese color hasta el amanecer para conmemorar el Día Internacional del Síndrome de Sjögren. El objetivo es llamar la atención sobre esta patología que, aunque ha dejado de ser considerada una enfermedad rara (ha aumentado su incidencia en los últimos años, de forma que la padece entre un 3% y un 5% de la población), es muy poco conocida. Además del torreón de las Puertas de Tierra, se iluminará el Ayuntamiento o algún monumento de cada una de las capitales andaluzas y la fuente de Cibeles de Madrid.

¿Y por qué de azul? Porque es el color del mar, del agua; y precisamente, las personas que padecen esta enfermedad autoinmune sistémica tienen escasez de agua en su cuerpo.

La presidenta de la Asociación Andaluza de Síndrome de Sjögren, Encarnación Jiménez García, explica que esta patología es autoinmune porque el sistema inmunitario del cuerpo, encargado de defenderle de las agresiones externas, reacciona contra su propio organismo y se producen los llamados autoanticuerpos y la lesión de las glándulas exocrinas, que son las encargadas de producir líquidos que hidratan, lubrican y suavizan las distintas partes del cuerpo, como la saliva, las lágrimas, las secreciones mucosas de la laringe y de la tráquea, y las secreciones vaginales, que se ven afectadas produciendo sequedad. Añade que el ser una enfermedad sistémica quiere decir que puede afectar a cualquier órgano del cuerpo (pulmones, riñones, hígado, sistema nervioso central, tiroides y con menos frecuencia a los ganglios linfáticos) y producir una gran variedad de síntomas.

Afirma que esta patología no es contagiosa y cursa por brotes. Además, existen distintos grados: primario, cuando se presenta aisladamente, y secundario, cuando aparece asociada a otras enfermedades autoinmunes, como artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, esclerodermia, dermatopolimiositis, tiroiditis o cirrosis biliar primaria.

El síndrome de sjögren puede aparecer a cualquier edad y en ambos sexos, aunque es más frecuente en las mujeres. La mayor incidencia se da a partir de los 40 años, pero cada vez aparecen casos a edades más tempranas, debido a los avances en el diagnóstico precoz y las investigaciones.

Entre los síntomas más frecuentes de esta enfermedad están la sequedad ocular, con sensación de quemazón, arenilla y dolor en los ojos y visión borrosa; la sequedad oral, con dificultad para masticar y tragar, dificultad para hablar y aumento de caries e infecciones; una fatiga debilitante, con cansancio generalizado y dolores articulares, además de otras manifestaciones, como sequedad de piel, sequedad vaginal, afectaciones digestivas, alteraciones en el sueño, síntomas de tipo depresivo o fibromialgia.

Encarnación Jiménez destaca que debido a su desconocimiento, esta patología suele tardar en diagnosticarse y desde la Asociación Andaluza de Síndrome de Sjögren ayudan a las personas que sospechan que pueden padecerla para que acudan a especialistas que la tratan en cada provincia. Además, en esta entidad, "los andaluces afectados encuentran un apoyo para afrontar y aceptar la enfermedad", según su presidenta. Asimismo, la asociación pretende concienciar a las instituciones y la población en general de las dificultades que se encuentran los afectados, y una forma de hacerlo es llamando la atención con la iluminación de edificios emblemáticos en este día en el que se conmemora el nacimiento de Henrik Samuel Conrad Sjögren, oftalmólogo sueco descubridor de esta patología en 1933.

Cabe señalar que la Asociación Andaluza está luchando para hacer frente común a las carencias sanitarias, sociales y personales que padecen los afectados, para que puedan acceder a una asistencia y control sanitario especializado y para que sean visibles ante las instituciones públicas y la población en general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios