Cádiz

Proponen que el Museo del Carnaval se habilite en Arbolí

  • El historiador Juan Antonio Fierro cree que se pondría así en valor un edificio cuyo interés cultural e histórico se remonta al siglo XVI

Infografía de la perspectiva que tendría la fachada del Teatro de la Ópera, realizada por Juan Luis Candón. Infografía de la perspectiva que tendría la fachada del Teatro de la Ópera, realizada por Juan Luis Candón.

Infografía de la perspectiva que tendría la fachada del Teatro de la Ópera, realizada por Juan Luis Candón.

Comentarios 1

El cambio de gobierno municipal trajo consigo hace un tiempo otro giro al eterno proyecto de dotar a la ciudad de un museo dedicado al Carnaval. La llegada de Podemos y Ganar Cádiz al Ayuntamiento sirvió para rechazar el anteproyecto entonces existente de este equipamiento cultural en la plaza Guerra Jiménez (frente al Mercado Central) y plantear el museo en el Palacio de Recaño, que el gobierno anterior quería destinar a Archivo Histórico Municipal. Transcurridos prácticamente tres años desde el cambio en el Consistorio y ante la misma situación que en 2015 -es decir, con un espacio decidido como museo pero sin proyecto final redactado ni obras iniciadas- ha llegado ahora a San Juan de Dios una propuesta ciudadana para que el Museo del Carnaval se habilite en el edificio municipal de la calle Arbolí, actualmente dedicado a las Artes Escénicas y hasta el año 2012 sede del conservatorio de Danza.

Ese edificio, conviene recordar, fue en su día Teatro de la Ópera de Cádiz, aunque popularmente se le conoció como Casa de la Camorra. Y también ha recibido las denominaciones de Teatro Jaime Balmes, Teatro de la Tía Norica o Teatro de Arbolí.

La propuesta plantea incluso que se habilite un acceso directo desde la Plaza de las Flores

En la propuesta que está en poder del equipo de gobierno se destaca que con la ubicación allí del Museo del Carnaval "se recuperaría un espacio cultural, histórico y político cuyos orígenes son difíciles de precisar". Algunas opiniones remontan la actividad de este inmueble del número 5 de Arbolí a finales del siglo XVI, asegurando ya su existencia en el siglo XVII y cobrando especial relevancia a finales de esa centuria.

También se pone de relieve que en algunas épocas ese espacio ha estado relacionado con el Carnaval, sus bailes y también con ensayos de agrupaciones (antes incluso de la Guerra Civil).

No esconde la propuesta que habilitar allí el Museo del Carnaval podría servir para poner en valor un histórico y valioso edificio que de alguna forma hoy se 'esconde' bajo los cimientos del actual. Sobre esto destaca el historiador Juan Antonio Fierro cuatro espacios diferenciados. En primer lugar habla de "los restos del teatro", que engloba al muro maestro de la fachada "que por un lado ha sido reaprovechado por su zona externa como soporte de una crujía de habitaciones (clases) sobre él construida", y el patio de butacas que actualmente se utiliza como campo de deportes "y que puede ser un espacio escénico a recuperar para el ámbito cultural de la ciudad, no sólo para el carnavalesco, pudiendo tener uso como sala expositiva no fija", plantea.

En segundo lugar estaría el patio-jardín, cuya existencia "está referida desde los primeros documentos y sería de interés conservarlo ya que da profundidad y perspectiva a la fachada". En tercer lugar las construcciones que rodean el patio en su lado sur; y por último la crujía de fachada, de la que "se tendría que valorar el interés y uso que pueda tener".

La propuesta contempla también la posibilidad de habilitar un acceso directo a ese Museo del Carnaval desde la Plaza de las Flores, entendiendo que ayudaría más a destacar la "localización céntrica de este espacio".

Por último, recuerda que Arbolí es de titularidad municipal y señala también las dificultades que puede conllevar el Palacio de Recaño "a la hora de condicionar el nuevo uso propuesto, además de limitar sus funciones y expansión".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios