El patrimonio religioso de Cádiz Plan para salvar la portada de piedra de la iglesia de San Antonio

  • La parroquia va a cometer a través de donativos de sus feligreses este costoso proyecto

  • Las obras se quieren iniciar después de Semana Santa

Fachada principal de la iglesia de San Antonio, con la portada de piedra Fachada principal de la iglesia de San Antonio, con la portada de piedra

Fachada principal de la iglesia de San Antonio, con la portada de piedra / Kiki

Plan para salvar ‘in extremis’ la portada de piedra de la iglesia de San Antonio. La parroquia se ha decidido a acometer en solitario la salvación de esta fachada que es de las más antiguas de la ciudad y uno de los pocos vestigios exteriores del Barroco. Todo un elemento patrimonial que ha sido olvidado por administraciones y entidades y que va a conservarse gracias a los feligreses de esta céntrica parroquia.

El próximo 5 de febrero será la puesta de largo de esta ambiciosa actuación que va a acometer el templo que gestiona Óscar González. A las ocho de la tarde habrá un acto en la iglesia en el que se dará a conocer el proyecto de la mano del historiador del Arte Lorenzo Alonso de la Sierra, que destacará el valor patrimonial e histórico que atesora la portada; y de la pareja de restauradores que forman Pilar Morillo y Álvaro Domínguez, que serán los encargados de acometer esta obra y que ese día darán los detalles sobre la actuación a seguir.

Para poder acometer esta intervención, la parroquia ha iniciado ya los trámites en el Obispado, que ante el calado del proyecto deberá aprobar la actuación patrimonial –por un lado– y la propuesta de financiación –por otro–. Cuando esto ocurra será cuando se soliciten las oportunas licencias municipales, y de Patrimonio en caso de que fuera necesario, para poder iniciar los trabajos. La intención de la parroquia es que después de Semana Santa pueda empezar la obra.

San Antonio lleva años buscando vías de financiación para asegurar la conservación de la portada de piedra. Un período de tiempo en el que se han seguido desprendiendo zonas y degradando la piedra. “Tememos por su estado, es preocupante el estado de disgregación que presenta la piedra. Podemos decir que la portada está al límite de su capacidad de conservación”, señala el párroco al respecto.

Ante este escenario, ha sido providencial una importante donación que ha recibido la parroquia por parte de “una feligresa muy generosa” y que vendrá a cubrir alrededor de tres cuartas partes del presupuesto de esta obra –cuyo importe total no ha trascendido todavía–. La otra cuarta parte se sufragará mediante una campaña de recogida de donativos similar a la que sirvió hace unos años para rehabilitar las zonas que entonces presentaban mal estado de conservación en el templo (la torre, la bóveda central, que tenía una gran grieta, y la fachada a la calle Torre). “Se habilitará una cuenta bancaria para que cualquier gaditano que quiera colaborar pueda hacerlo fácil y directamente”, señala González Esparragosa.

Precisamente, esta campaña se sumará a la que todavía mantiene abierta la parroquia de esa anterior intervención en la estructura del edificio, y que necesita otros dos años para finalizar la operación financiera que entonces se acordó con una entidad bancaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios