Frederic 'El Loco' llega a Cádiz Barnet pide ayuda tras sufrir el robo de la cartera y el móvil en un accidente en Vejer

  • Frederic Barnet recorre el mundo en bicicleta. No corren buenos tiempos para este trotamundos apodado 'El Loco'. En un accidente que tuvo en Vejer le robaron la cartera y el móvil dejándolo sin dinero y sin forma de contactar con su familia. Desde 'Diario de Cádiz' pide ayuda a los gaditanos.

Barnet, este jueves, en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz. Barnet, este jueves, en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz.

Barnet, este jueves, en la plaza de San Juan de Dios de Cádiz. / Lourdes de Vicente (Cádiz)

Para ser sincero, Frederic pide ayuda a los "cayetanos" porque con su pobre español no sabe cuál es el gentilicio de los gaditanos. Por si acaso, este periódico le alertó del otro significado que puede tener en Cádiz la palabra "cayetano", para así evitar lo evitable.

Es español, catalán, nacido en  Canet de Mar, en Barcelona, hace 78 años y comienza su historia recordando que por su vida han pasado tres dictadores: "mi padre, mi abuelo y Franco", así que a la edad de 16 años decidió tirar milla y recorrer el mundo con algo menos de 5.000 pesetas en sus bolsillos. 

Tardó en montarse en bicicleta y antes de hacerlo ejerció de cocineros en varios barcos, con los que ya empezó a sentirse ciudadano del mundo más que español o catalán. Cocinó en un buque italiano durante varios años y en otro noruego, donde ya decidió pasarse del mar a las dos ruedas.

Frederic cuenta que se ha casado cinco veces y que ya casi ni se acuerda de cómo se llamaba su primera esposa. A fuerza de rascar la memoria recuerda que se llamaba Rirmgar, que era alemana, y que la conoció en Amberes. Digo "era" porque ya falleció hace años. A partir de entonces, a Rirmgar le siguieron otras cuatro esposas y el nacimiento de sólo dos hijos.

Imagen extraída de Internet en la que se ve a Frederic 'El Loco', antes de tener el accidente. Imagen extraída de Internet en la que se ve a Frederic 'El Loco', antes de tener el accidente.

Imagen extraída de Internet en la que se ve a Frederic 'El Loco', antes de tener el accidente.

Fue en 2011 cuando optó por dejar atrás a su su esposa e hijos y tomar la bici como forma de vida. "Mi mujer no me dijo nada, pero mis hijos si me dijeron que estaba loco, de ahí mi apodo", cuenta Frederic en su visita a Diario de Cádiz. Mi mujer sabía que si le impedía convertirse en trotamundos me convertiría en un ser infeliz y "ella no quería tener a su lado a nadie que no fuera feliz así que me dio un abrazo y me dejó marchar".

Desde 2011 ha recorrido ya 84 naciones. De unas guarda mejores recuerdos que de otras. En México vivió su peor experiencia: "Mientras dormía en una tienda de campaña en pleno campo cerca del estado de Guajaca, al sur de México, tres tipos llegaron me rajaron la lona de la tienda y me sacaron de ellas por los pies". "Me pusieron -relata Frederic 'El Loco'- un machete en el cuello y me robaron todo lo que llevaba. Ahí pensé que me cortaban el cuello y que ahí terminaba la historia del trotamundos Frederic".

Pero por suerte no fue así pero con eso no terminaron sus desgracias. La más cercana en el tiempo la sufrió en Galicia tuvo hace unos meses un desvanecimiento en la bici y los médicos le diagnosticaron un problema de corazón que lo tuvo ingresado durante un tiempo mientras se recuperaba del implante de un marcapasos. Pero Frederic no dejó que le dieran el alta. Había que poner a prueba el marcapasos y optó por salir de nuevo a los caminos en busca de experiencias y nuevas vivencias. Su intención era llegar a Sudáfrica, pero en Lisboa tuvo otra caída después de que un camión lo rozara mientras iba en su bici y lo dejara tirado en la cuneta con una costilla rota, dolencia de la que aún no se ha recuperado del todo. 

Puesto de nuevo en marcha, aterrizó por Cádiz y la desgracia le sobrevino de nuevo a la altura de Vejer. En esta ocasión fue el hombro el órgano más afectado. A su corazón, su costilla y ahora su hombro se le unió una "gracia" de alguna persona que aprovechó verlo tirado en el suelo en Vejer para quitarle la cartera y el móvil, dejándolo sin dinero y sin manera de ponerse en contacto con sus familiares.

Este periódico le ofreció un teléfono para ponerse en contacto con sus seres queridos pero Frederic no se acuerda del teléfono de ninguno de ellos. "Eso es lo malo de depositar buena parte de nuestra memoria en esos aparatos". En Vejer lo atendieron de urgencias y lo mandaron para San Carlos, en San Fernando, y de ahí al Puerta del Mar, donde le atendieron con total corrección.

Ahora se encuentra en Cádiz, con la bicicleta maltrecha tras el accidente, viviendo gracias a una cama en el albergue de los Caballeros Hospitalarios y gracias al plato que siempre le ponen por delante en los distintos comedores que recorre cada día. Frederic Barnet pide ayuda y no sabe cómo hacerlo. Aún confía en que la persona que le robó su documentación y su móvil le devuelva sus pertenencias aunque se quede con el poco dinero que tenía. Ahora necesita ayuda económica para poner a punto su bici y así poder retomar el camino pero no sabe cómo hacerlo. En unos días se quiere sentar frente al Ayuntamiento para pedir algo de solidaridad en forma de algunas monedas o bien la ayuda de alguien que sepa arreglarle la bici a cambio de un abrazo de este trotamundos con cara de buena persona aunque su apodo siga siendo 'El Loco'.

En cuanto pueda quiere salir rumbo a Sudáfrica y pasar por Marruecos, Egipto, Madagascar, y un largo etcétera hasta conseguir este sueño que posiblemente no será su último sueño a pesar de sus dolencias y de su edad. Frederic no sabe cuándo se "jubilará". "Prefiero quedarme en el lugar en el que muera. No quiero ser una carga para mi familia y el día en que fallezca alguien les llamará, pasarán unas horas de penas pero no más tiempo". "Siempre fui feliz haciendo lo que hago y ellos lo saben así que seguiré pedaleando hasta que el cuerpo aguante".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios