Cádiz

El Patronato insta a las radios privadas a pagar sus palcos

La junta ejecutiva del COAC aprobó ayer, con los votos en contra de los dos concejales del equipo de Gobierno -el de Fiestas y la de Fomento y Turismo-, más el pronunciamiento también contrario de Joaquín Quiñones, en nombre de la Asociación de Antifaces de Oro, pero con los votos a favor de CAI, Autores y Ascoga una propuesta de este último colectivo de coristas para instar a las emisoras de radio privadas que deseen cubrir informativamente el Concurso a pagar por el espacio que ocupen en el Falla, que en los últimos años viene siendo un palco. No es la primera vez que las radios, que tanto han hecho por la fiesta desde sus orígenes, se topan con las zancadillas de algunos colectivos, obsesionados por la rentabilidad de un Concurso cada vez más mercantilista y menos auténtico. ¿Cómo se enamoraron de las coplas los autores si no fue a través de las ondas? Ya en el año 2000 y en 2005 se les exigió un canon por las retransmisiones, incluso en 2005 se celebraron funciones sin la presencia de las radios, algo impensable en otra época. Ahora se vuelve a la carga pese a contar con el voto en contra de los propios miembros del equipo de Gobierno y de los Antifaces. Cosas del vil metal.

Tras conocerse esta medida, la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y el Colegio Profesional de Periodistas de Andalucía (CPPA) en Cádiz mostraron rápidamente su "total oposición a la propuesta, que pretenden exigir a las emisoras de radio privadas que cubren el concurso el pago de los espacios que ocupan".

En una nota comentaron que las organizaciones de periodistas recuerdan que los profesionales de los medios de comunicación que asisten al Concurso de Agrupaciones del Falla "lo hacen como trabajadores, con el único fin de dar difusión al evento. Exigir un pago a quienes están contribuyendo con su esfuerzo a la popularidad de la fiesta y a dar a conocer las obras de autores e intérpretes del Carnaval nos parece, cuanto menos, una torpeza".

Y recordaron que "en ningún otro espacio público al que asisten los medios con el fin de darle cobertura informativa se exige que paguen por el lugar que ocupan. Ni en citas políticas, ni en congresos ni jornadas, ni tampoco en espectáculos culturales: los periodistas y profesionales acreditados que acuden como tales -es decir, a trabajar- lo hacen sin esta condición". "Pero además -sigue la nota- la medida se muestra totalmente injusta al hacer una distinción entre los medios según su formato: emisoras de radio, televisiones, prensa escrita y medios digitales realizan el mismo trabajo utilizando diferentes soportes. Cobrar solo a un tipo de medio de comunicación carece de sentido", concluyeron.

Página no encontrada

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios